Tribunales

Los agentes acusados de mentir en el primer juicio de Lucía Garrido rectifican su declaración

Los guardias civiles aseguran ahora que los extractos de ADN obtenidos de una llave no se consumieron

Dos de los guardia civiles acusados por el asesinato de Lucía Garrido, en una imagen de archivo.

Dos de los guardia civiles acusados por el asesinato de Lucía Garrido, en una imagen de archivo. / Álex Zea

La Opinión

 Los dos guardias civiles procesados por presuntamente mentir en el primer juicio de Lucía Garrido, que fue hallada flotando en la piscina de su finca en Alhaurín de la Torre en 2008, han reconocido en la nueva vista oral que no se destruyeron todos los restos de ADN.

Los dos agentes, que han declarado en calidad de peritos a instancia de algunos de los abogados defensores, han mantenido que se tiraron los hisopos, pero se conservaron los extractos.

En el primer juicio, estos agentes, que el próximo 13 de noviembre serán juzgados por un delito de falso testimonio, declararon que guardar extractos que no tenían perfil humano no tenía mucho sentido y que no se solía hacer.

El jefe del departamento de Biología de la Guardia Civil explicó el pasado martes que aunque es cierto que en un primer análisis no se pudo extraer ADN humano, ocho años más tarde, tras un reanálisis y con un nuevo programa del FBI se confirmó que el ADN era de uno de los procesados, el presunto autor material.

En el primer juicio, los dos guardias civiles imputados dijeron desconocer si las muestras analizadas y que dieron negativo en 2009 fueron eliminadas o se conservaron para hacer un reanálisis posterior y ante esta situación, sobre si se guardaron las muestras y sobre la procedencia de los extractos, se creó una duda.

El fiscal mantiene, en su escrito acusatorio, que los dos guardias civiles, biólogos y que ostentaban el cargo de comandante y capitán, desacreditaron las conclusiones que habían hecho con anterioridad sus compañeros en un informe de 2016 "todo ello con el único objetivo de sembrar dudas en el jurado y provocar un veredicto de no culpabilidad".

Primer juicio

En el primer juicio de Lucía Garrido fueron juzgadas cuatro personas por el asesinato de la mujer (el exmarido, dos guardias civiles, como presuntos autores intelectuales, y una cuarta persona como supuesto autor material) y fueron declarados no culpables entre otras cuestiones por las dudas sobre el ADN encontrado en una llave.

Posteriormente, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía revocó la absolución respecto al exmarido y al presunto autor material y ahora se está celebrando un nuevo juicio.

Estos dos guardias civiles han declarado este jueves en calidad de peritos y han contestado a algunas preguntas, mientras que han rechazado contestar a otras muchas, debido a que podrían afectarles en el juicio que se tienen que enfrentar, extremo que incluso el fiscal ha recordado en la vista oral.

El magistrado presidente también ha advertido a los dos agentes que no tenían obligación de contestar a preguntas que pudieran perjudicarles en el otro caso.

Más declaraciones

Este jueves también han declarado tres peritos de parte de los abogados defensores y han discrepado, como en el anterior juicio, sobre que había restos de ADN y han mantenido que no los había.

En la sesión de mañana está previsto que el fiscal y los abogados de acusación y defensa hagan sus alegatos finales antes de que se elabore el objeto del veredicto, que previsiblemente se dará a los miembros del jurado el lunes