09 de julio de 2008
09.07.2008
Entrevista

"Nunca estuve ´maniatado´ por Aznar en la anterior legislatura"

09.07.2008 | 03:11
Renovado. Rajoy, durante su visita a Torremolinos el lunes.

Mariano Rajoy se considera más obligado con su partido que antes y se compromete a "intentar ser mejor". Defiende los cambios en la formación y asegura que no le gusta hacer revoluciones

Mariano Rajoy se siente "baqueteado", y ansioso de que "llegue agosto para irme a Galicia", tras el intenso periodo vivido con el congreso nacional y el inicio de los regionales. Investido de nuevo de calma y sentido común, promete mejorar para que la Presidencia del Gobierno caiga a la tercera como fruta madura.
-¿Su paisano Camilo José Cela usaba el lema "el que resiste, gana". ¿Ha aplicado usted este principio para seguir en la presidencia del PP?
-Gana el que resiste, tiene convicciones, una idea de lo que hay que hacer y se busca los apoyos.
-¿Estaba planificada la sucesión de declaraciones y abandonos del PP en su contra?
-No lo puedo probar. Puedo tener mi impresión pero, todo lo que no puede demostrarse...
-¿Lo vio todo perdido?
-Nunca, por sorprendente que a usted le pueda parecer, y le voy a explicar por qué. En esta etapa, que no ha sido fácil, he visto la condición humana. Aparte de ver cosas que no me gustaría volver a ver, también la fortaleza y las convicciones de mucha gente. Me siento ahora más obligado con mi partido que antes. Haré lo imposible para dar la talla.
-Su valoración personal mejora en los sondeos. ¿Puede haberle favorecido la dureza que ha exhibido?
-No lo sé. Sólo le diré una cosa, tengo 53 años, llevo muchos en la vida política y todo el mundo sabe más o menos lo que pienso. Voy a ceñirme a mi programa electoral, pero estoy en condiciones de representar a más españoles que no nos han votado porque no han querido. Les digo que aquí hay una persona independiente.
-¿Por qué no les han votado los cientos de miles de españoles que le han privado de la victoria?
-Es difícil saberlo. Muchos no están de acuerdo con nuestras ideas, pero hay mucha gente en la sociedad española que puede cambiar su voto y sus posiciones, ¿no?
-¿Puede hacerlo mejor que los que están gobernando, y también mejor que usted en otras etapas?
-Una persona que no intente ser mejor a lo largo de todos los días de su vida está muerta, al menos intelectualmente. Por lo tanto, voy a intentar ser mejor.
-¿Usted también ha tenido que prescindir de Raúl, como Luis Aragonés?
-No he tenido que hacerlo. En cualquier caso, si yo hubiera tenido que prescindir de Raúl, y el resultado fuera el de Luis, dígame dónde he de firmar.
-¿Ha aprendido algo de la selección en la Eurocopa, en términos de liderazgo?
-Sí, sí. El PP es un equipo con espíritu de sacrificio. Ha ganado elecciones en ocasiones, en otras ha quedado cerca. Hemos de crear buen ambiente, convencer a más españoles de que lo que creemos es bueno para ellos, incorporar gente con coraje. Estoy orgulloso y satisfecho de mi equipo.
-Si es su primer equipo auténtico, ¿eso significa que en la anterior legislatura estuvo maniatado por Aznar?
-No estuve maniatado. Eran otras circunstancias, acabábamos de salir del Gobierno.
-¿Si los votantes perciben ahora una ruptura, es porque vieron continuidad con Aznar?
-No me gusta hacer revoluciones. No se ganan amigos por vía de sustitución, sino de ampliación. En el equipo más cercano está Javier Arenas, que fue ministro. Soraya tiene 37 años, pero lleva ocho años trabajando conmigo. Hemos hecho una cosa sensata, moderada. No ha sido fácil.
-Zapatero sostiene que la guerra de las banderas ha sido sustituida por la de las lenguas.
-Lo triste es que en España discutamos de naciones, de estatutos, de banderas o de idiomas. Hoy, si hubiera un mínimo de responsabilidad en quien afronta el Gobierno, aquí sólo se debería estar hablando de la crisis económica. Dicho esto, creo en la libertad. No voy contra ningún idioma. Soy gallego, una parte de mi familia ha hablado siempre en gallego. Tengo dos hijos, y no me gusta que la administración me diga cómo tengo que educarles. Reivindico esa libertad para todos.
-¿Esa libertad no existe hoy en España?
-No. En España hay muchos sitios donde ya no se puede estudiar en castellano. No me parece justo. Es la lengua común.
-¿Con cuánta antelación decide usted que De Cospedal será la nueva secretaria general?
-Lo decidí tres o cuatro días después de las elecciones de marzo.
-¿Se sintió obligado a nombrar una secretaria general, a la vista de un Gobierno con mayoría de mujeres?
-Le doy mi palabra de honor de que no. He nombrado a De Cospedal por su capacidad, y creo que he acertado.
-Las encuestas confirman a Gallardón como el mejor candidato del PP.
-Es la vida misma. Si uno está en la oposición asume un papel más incómodo, porque es el crítico. Cuando estaba en el Gobierno, tenía una gran valoración.
-Siente el vértigo de la última oportunidad, de que se lo juega todo al 2012?
-No, porque yo a fin de cuentas soy de Pontevedra. He vivido allí toda mi vida y tengo una carrera política, con la conciencia tranquila. Sin embargo, tengo ilusión por ser presidente de Gobierno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine