22 de julio de 2008
22.07.2008
Política

Cien días marcados por la crisis

22.07.2008 | 13:51
Balance negativo. Mariano Rajoy criticó ayer la gestión de Zapatero durante los primeros 100 días de su segundo mandato.

Rajoy ataca al Gobierno y califica de "tiempo perdido" la presente legislatura. Blanco dice que el Gobierno ha actuado con "rapidez y realismo" ante la situación económica

Los cien primeros días del segundo mandato de José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Gobierno han sido cien días de "tiempo perdido". Este es el catastrófico balance que hace el presidente del PP, Mariano Rajoy, mientras que el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, asegura que, frente a las dificultades, el Gobierno ha actuado con "determinación, confianza y realismo" plantando cara a la situación económica.

"Va a celebrar, celebrar han dicho, los cien días de Gobierno... me parece una broma. Lo que tienen que hacer no es celebrar sino gobernar y trabajar. ¡Se acabó vivir del cuento!", espetó ayer Rajoy, durante la clausura de la Escuela de Verano del PP en la Casa de América de Madrid.

Así, focalizó sus críticas al Ejecutivo a través de la crisis económica, una contingencia ante la que Zapatero, "con su inacción no ha cumplido con el ´ABC´ de un Gobierno responsable", según dijo.

En este sentido, acusó al Gobierno de llevar un año ocultando a los españoles la realidad sobre la situación económica que se avecinaba, confiando en la "ridícula creencia de que si no se habla de una cosa es que no existe". Una realidad económica que, según el líder del PP, ahora "ha dejado noqueado" a Zapatero, mientras su máximo responsable económico, Pedro Solbes, "se limita a hacer disquisiciones filosóficas".

Plan de choque. "Esta situación no se arregla en un día, pero saldremos mucho mejor de ella si el Gobierno tiene la valentía y la determinación de presentar un plan de choque", afirmó Rajoy, que recordó que el PP ya salió adelante en 1996 con un panorama "mucho más complicado".

Frente a estas críticas, en Ferraz el balance de lo que va de legislatura es, como era de esperar, bastante distinto. "La segunda etapa del cambio ha empezado a buen ritmo, vigilando la situación económica y trabajando para hacer frente a los problemas, pero sin recortar prestaciones como insinúa o quiere la derecha", afirmó José Blanco, que en rueda de prensa aseguró que en estos tiempos de dificultad el Gobierno ha hecho "lo que esperábamos de él", ejecutar con rapidez, determinación y confianza una política coherente.

Así, el vicesecretario general del PSOE defendió que "no es cierto, como pretende el PP, que la necesidad de atender a la situación económica tenga que llevarnos a olvidar todos los demás temas y las demás reformas progresistas" y denunció que la derecha siempre tiene una "coartada" para frenar los avances sociales.

Por contra, presumió de que incluso inmersos en esta difícil situación económica, el Ejecutivo ha mantenido el incremento de las pensiones, de los salarios, de las becas, de las ayudas a la vivienda y del resto de políticas sociales. "Nosotros hemos mantenido todos nuestros compromisos, entre otras cosas, porque su cumplimiento también nos hace más eficaces para superar las dificultades económicas", afirmó Blanco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine