La última operación contra ETA ha permitido la detención en Francia de tres presuntos responsables del aparato logístico de la banda terrorista que suministraban armas, municiones y explosivos a los comandos y el descubrimiento de un zulo con más de cien kilos de material para elaborar amonitol.

Los detenidos en Villarembert, en la región de Saboya, son Alberto Machaín, Andoni Sarasola –hermano de Mattin Sarasola, uno de los presuntos autores del atentado de la T-4 de Barajas– y Aitzol Etxaburu, cuya entrega será solicitada por la Audiencia Nacional para juzgarle por su participación en un atentado con coche-bomba perpetrado en un polígono industrial de Ávila en septiembre de 2005.

Etxaburu Artetxe, además, está considerado el responsable del grupo como sustituto en la logística del aparato militar de ETA del miembro de la banda Itziar Plaza, detenida el pasado 4 de julio, y de Jurdan Martitegi, arrestado el 18 de abril.

Los tres arrestados ayer ocupaban una vivienda en la que se han encontrado 4 revólveres, 42 detonadores industriales y una veintena de ´tuppers´ o fiambreras "preparadas para explotar", según el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Fuentes de la investigación indicaron a Efe que los ´tuppers´ eran de tamaño pequeño y tenían montado el circuito eléctrico, pero que en su interior no había todavía ni explosivos ni detonadores.

Escondite. La operación ha permitido el descubrimiento en la localidad de Ferrières, en el departamento francés de los Altos Pirineos y a sólo 40 kilómetros de la frontera española, de un zulo que contenía unos cien kilos de nitrato amónico y doce litros de nitrometano. Los terroristas utilizan el nitrato amónico para fabricar el explosivo amonal, de alto poder destructivo. El de ayer es el séptimo escondite de armas de la banda descubierto este año.

Las Fuerzas de Seguridad investigan ahora si los tres arrestados ayer tienen alguna relación con los atentados de este verano en la isla de Mallorca.

"Tenemos que analizar todo el material encontrado. De momento no tenemos ninguna evidencia de que eso sea así", señaló Rubalcaba al ser preguntado por este extremo.

Los arrestados, que iban armados, tenían en su poder abundante material informático, incluidos varios ordenadores portátiles, además de una furgoneta Peugeot Partner de color gris, que había sido robada en Saint Bonne le Froid (Francia) el pasado 17 de junio.

Mapa de zulos. La operación continúa abierta y en los próximos días las Fuerzas de Seguridad esperan encontrar información sobre el material que tenían preparado para suministrar a los comandos, así como sobre el mapa de los zulos de que dispondría la banda terrorista para esconderlo.

Rubalcaba recalcó que con la detención de Etxaburu han sido capturados los seis presuntos etarras que figuraban en el cartel que fue difundido por la Policía y la Guardia Civil en el verano de 2007 y que ha quedado "sin efecto".

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo que la detención de estos tres presuntos etarras es una nueva demostración de fortaleza y eficacia en la lucha antiterrorista, y añadió que los terroristas saben que su único destino es ser detenidos y encarcelados.