El ex socialista Agustín Navarro se ha convertido hoy en el nuevo alcalde de Benidorm al prosperar la moción de censura de su grupo y el tránsfuga del PP José Bañuls contra el popular Manuel Pérez Fenoll, en un tenso pleno con gran expectación de público pero sin incidentes.

El hasta ahora alcalde, el popular Manuel Pérez Fenoll, ha pasado a la oposición en un grupo de doce concejales frente a los trece de la nueva mayoría acusando al tránsfuga José Bañuls y a los ex socialistas que culminen la moción para "ver colmadas sus ansias de poder".

El nuevo alcalde, que junto al resto de los concejales de su grupo está suspendido de la militancia socialista del PSOE-PSPV, ha justificado el cambio en el "desgobierno" de la ciudad y ha tendido la mano al PP ante el nuevo ciclo político, mientras en el salón se oían los gritos del numeroso público del exterior, divididos a partes iguales entre socialistas y populares.