El ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi comenzó el pasado lunes una huelga de hambre en el marco de las protestas anunciadas por el colectivo de presos de la banda en denuncia de lo que consideran un aumento de la represión en las prisiones, según confirmó la abogada del acusado, Jone Goiricelaia.

El conocido como EPPK, dependiente de la banda terrorista, anunció así el inicio de un "periodo de lucha" que hasta el momento ha consistido en los tradicionales 'txapeos' -encierros en sus celdas- comunicaciones de protesta a directores de prisiones e instituciones penitencias y el juez de vigilancia, así como en carteladas y otros actos de protesta.

La noticia trascendió durante la celebración de un juicio en su contra en la Audiencia Nacional. Goiricelaia pidió a la presidenta del tribunal, Ángela Murillo, permiso para que su cliente bebiera agua "dado que se encuentra en huelga de hambre". La magistrada accedió a la petición de la letrada con un expresivo: "Por mí, como si quiere tomar vino".

Dos procesados, en busca y captura

La Audiencia Nacional ha decretado este miércoles una orden de busca y captura contra Jon Enparantza y Estanislao Etxaburu, dos de los acusados que debían ser juzgados junto con el ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi por enaltecimiento de terrorismo, y que no han comparecido ante el tribunal.

Otegi, Enparantza y Etxaburu, además de Itziar Galardi y Josune Irakulis, están acusados de un delito de enaltecimiento del terrorismo por participar en 2005 en un homenaje al preso etarra José María Sagarduy en Amorebieta (Vizcaya), hechos por los que la Fiscalía pide para el primero 18 meses de cárcel mientras que las acusaciones reclaman hasta cinco años de prisión.

Tanto Enparantza como Etxaburu anticiparon ayer en Hernani (Guipúzcoa) que no comparecerían en la vista de forma voluntaria, por lo que la sección cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha dictado una orden de busca y captura para que sean detenidos, si bien el juicio comenzará sin la presencia de estos acusados, como han solicitado la Fiscalía y las acusaciones.

La presidenta del tribunal, Ángela Murillo, ha rechazado la petición de la defensa de Enparantza y Etxaburu, para que el juicio se suspendiera ante la incomparecencia de sus defendidos, y ha considerado que no existían razones para que la vista no pudiera iniciarse con el resto de los acusados presentes.

Respecto a los dos procesados que no han comparecido, y que recibieron la citación personal en diciembre del pasado año, Murillo ha comunicado la decisión de la sala de ordenar su busca y captura e ingreso en prisión, y celebrar el juicio contra ellos cuando sea posible, una vez que sean detenidos.

Delito de enaltecimiento del terrorismo

La Fiscalía considera a Otegi, Enparantza, Galardi y Etxaburu autores de un delito de enaltecimiento del terrorismo y pide además que se les condene a 8 años de inhabilitación absoluta, y al ex portavoz de Batasuna a 14 años, al estimar en él la agravante de reincidencia, ya que fue condenado por participar en un homenaje al etarra José Miguel Beñarain, "Argala".

Por su parte, el Foro Ermua acusa a los cinco procesados de enaltecimiento del terrorismo y de un delito de reunión ilícita, y reclama cuatro años y medio de cárcel para Otegi, Galardi y Etxaburu, cuatro para Enparantza y tres años y medio para Irakulis.

Solicita además que se les prohíba residir o acudir a Amorebieta durante cinco años, una petición que también reclama la asociación Dignidad y Justicia, que pide cinco años de prisión para cada uno.