18 de julio de 2011
18.07.2011
40 Años
40 Años
Operación salida

El día más activo de las grúas

La operación salida de mediados de julio es el momento con mas asistencias en carretera del año

15.07.2011 | 18:46

En los dos últimos años se ha producido un aumento de las asistencias en carretera, en especial en los momentos del año en los que realizamos desplazamientos de largo recorrido, como las vacaciones estivales, siendo el momento más conflictivo la segunda operación salida de verano, a mediados de julio. La crisis económica podría estar detrás de este incremento, provocado probablemente por dos factores: aumento de la antigüedad del parque automovilístico y disminución del mantenimiento de los vehículos.

Así, durante el 2010 se produjo un incremento de un 5% respecto a 2009. Este aumento también se registró en los vehículos industriales de capacidad superior a 3.500 kg, con un 50% sobre el año anterior.

Según datos de MAPFRE, en 2010 se incrementaron especialmente las intervenciones en el periodo estival, que concentra el 35% del total de asistencias en carretera que se producen al año.

Contrariamente a lo que se podría pensar en un primer momento, las asistencias en carretera en verano son causadas en su mayoría por averías y no por accidentes. En más del 91% de los casos, el servicio de grúas fue solicitado por causa de avería, y sólo un 7,3% por accidente de tráfico. Entre las razones más frecuentes para solicitar este servicio se encuentran las averías del motor (que representan casi la mitad de los incidentes), seguidos por fallos de la batería (27,5 %), pinchazos (12,1 %) y fallos en el sistema eléctrico (5,1 %).

A la falta de mantenimiento adecuado y el envejecimiento de los vehículos se une el que el diseño de los coches está dificultando cada vez más su reparación por parte del usuario y el cada vez mayor desconocimiento de los conductores del funcionamiento de su coche. Muchos vehículos ya no incluyen ruedas de repuesto o su mecánica hace indispensable el traslado a un taller para su reparación.

Pese a esto los profesionales de la mecánica siguen recomendando que se vigiles los niveles y los neumáticos antes de cada desplazamiento y que periódicamente se acuda a un taller especializado para una revisión completa. En verano hay que tener muy en cuenta los niveles de líquido refrigerante y agua para no sufrir un calentamiento del motor, mucho más frecuente con las altas temperaturas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook