24 de julio de 2011
24.07.2011
Dimisión

Camps no evita sentarse en el banquillo por el Gürtel

El expresidente no acepta la condena por cohecho - Meditó con su familia tras la falta de apoyo de Génova

21.07.2011 | 23:23

El aún alcalde de Castellón, Alberto Fabra, será investido president de la Generalitat el próximo martes y dos días más tarde tomará posesión del cargo para completar el proceso de renuncia de Francisco Camps, quien oficialmente ha rechazado hoy aceptar su culpabilidad en la "causa de los trajes" de 'Gürtel'.

El calendario para la elección de Fabra, cuya candidatura ha sido ratificada por el Comité Electoral del PP, ha logrado finalmente la unanimidad de los cuatro grupos en Les Corts tras una negativa inicial de Compromís a acortar los plazos, al entender que la situación vivida con la dimisión de Camps era suficientemente grave como para hacer efectivos los doce días que contempla el Reglamento.

Tras la Junta de Portavoces, Rafael Blasco (PP) ha afirmado que se abre "una nueva etapa", tras "un cambio sustancial en la principal institución" de autogobierno de la Comunitat, pero ha asegurado que habrá "continuidad" en el cumplimiento del programa electoral.

Mientras, el abogado de Camps ha presentado hoy ante el Tribunal Superior de Justicia valenciano un escrito donde el dimitido president rechaza aceptar la pena más alta prevista para el delito de cohecho pasivo impropio por el que está procesado.

Según ha sabido EFE y han confirmado fuentes del TSJCV, el letrado que lleva la defensa de Camps, Javier Boix, presentó ayer en el Palacio de Justicia un escrito de su cliente donde éste aceptaba la acusación, pero estaba sin firmar y el entonces aún president de la Generalitat finalmente no acudió a ratificarlo en persona, como es obligatorio.

Respecto al cuarto procesado en la citada "causa de los trajes", el exsecretario general del PPCV Ricardo Costa, su defensa aún no se ha pronunciado sobre si acepta o no su culpabilidad.

La negativa de Camps a conformarse con la pena más alta deja sin efecto lo realizado ayer por Campos y Betoret, pues se necesitaban las cuatro conformidades para evitar la celebración del juicio oral con jurado que abrió, el pasado viernes, el magistrado del TSJCV José Flors en su auto de procesamiento del president y los otros ex altos cargos de la Generalitat y del PPCV.

Presiones familiares y dudas en el PP

Francisco Camps tomó la decisión de dimitir de la presidencia de la Generalitat ante la presión ejercida por su familia y debido a las dudas sobre el apoyo del presidente del PP, Mariano Rajoy, una vez se hubiera declarado culpable por el delito de cohecho pasivo impropio que se le imputa en la 'causa de los trajes' del denominado 'caso Gürtel', según interpretan diversas fuentes consultadas por Europa Press.

Camps ha estado desde el viernes estudiando sus posibilidades con miembros del partido y con su familia al saber que el juez había decidido celebrar el juicio. Desde el primer momento contactó con el presidente del PP, Mariano Rajoy, y estuvo todo el fin de semana en contacto con el coordinador de justicia del PP, Federico Trillo, quien ha actuado de enlace con el PP nacional.

Ante la situación, Trillo se desplazó el lunes a casa de Camps donde se encontraba también su mujer y unos amigos y estuvo orientándole "un poco lo que fue la toma de decisión, que fue por el mismo, no por nadie más", según ha explicado.
Aunque asegura que Camps vio clara la decisión de dimitir de su cargo la noche del martes y que en torno a las ocho y media de la mañana del miércoles se lo comunicó al presidente de su partido, Mariano Rajoy, la tensión que se vivió el miércoles por la mañana con la decisión de Campos y Betoret de declararse culpables y el anuncio de que Camps también lo iba a hacer mientras que Costa no se decidía, hace pensar que no era una determinación firme.

La razón que ha llevado a Camps a no aceptar la culpabilidad y aceptar un juicio con jurado no es única, según han señalado a Europa Press diversas fuentes que apuntan a motivos personales pero también a las dudas que le suscitó el apoyo de Rajoy a su permanencia en la presidencia de la Generalitat una vez aceptado el delito de cohecho pasivo que supone, además de una multa, tener antecedentes penales.

Al final, la decisión de Camps ha sido muy personal y en ella ha influido mucho el factor personal, su familia, pero también hay factores políticos y la falta de apoyo de Génova percibida en el último momento que desencadenaron su decisión de dimitir, afirmar su inocencia y querer demostrarlo en un juicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine