26 de abril de 2012
26.04.2012
'Economistas frente a la crisis'

Rubalcaba sobre el PP: "Es más alemán que los alemanes"

El líder del PSOE acusa a los populares de generar sufrimiento, incertidumbre y angustia a los ciudadanos

27.04.2012 | 00:08
Aldredo Pérez Rubalcaba.

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha acusado hoy al Gobierno del PP de ser "más alemanes que los alemanes" con unas políticas económicas que no obedecen a ningún plan preconcebido sino a una ideología "por arrobas" y le ha acusado de generar sufrimiento, incertidumbre y angustia a los ciudadanos.

Durante la presentación de la iniciativa "Economistas frente a la crisis", Rubalcaba ha dejado claro que los socialistas no cuestionan el equilibrio presupuestario, sino que defienden una flexibilización del calendario para que países como España puedan aplazar hasta después del 2013 la consecución del 3 por ciento de déficit.

"Tienen que darnos mas tiempo. No se trata de cuestionar el fin sino la velocidad", ha apostillado, para ilustrar sus opiniones con un símil deportivo: "No se trata de no subamos el Tourmalet, se trata de a qué velocidad subimos y cómo lo hacemos, si lo hacemos solos o en pelotón".

Rubalcaba se ha congratulado de que en Europa comience a debatirse también la necesidad de aplicar políticas de crecimiento y no sólo de ajuste y ha recordado que él ya lo propuso en campaña electoral y le llamaron "antipatriota".

Esa política de crecimiento debe pasar, de acuerdo con su diagnóstico, por acompañar al pacto fiscal de un protocolo de crecimiento en el que se recojan los eurobonos para atajar las crisis de deuda soberana, un impuesto de transacciones europeas, la armonización fiscal y una revisión de los planes de estabilidad de los países con mas dificultades.

Aunque ha insistido en que la crisis es global y europea, ha reconocido que también tiene una vertiente española, cuyo principal origen ha situado en la burbuja inmobiliaria, que a su juicio contribuyeron a alimentar los bancos alemanes y holandeses y las aseguradoras francesas, que vieron "una oportunidad de negocio".

No obstante, ha admitido la necesidad de reducir la deuda, sobre todo privada, para que no acabe recayendo en el Estado, pero ha hecho hincapié en que el Gobierno del PP ha optado por ser "más alemanes que los alemanes", por ejemplo con los presupuestos generales del Estado para 2012, en una senda equivocada.

Ha aprovechado este punto para reiterar que el Gobierno socialista no engañó al PP sobre las cifras de déficit en el traspaso de poderes, sino que ofreció los datos con los que contaba en ese momento, que luego variaron al caer abruptamente los ingresos de las autonomías.

Según su criterio, lo peor de las políticas del PP es que España no va a poder cumplir sus compromisos y que "lo sabe todo el mundo", por lo que se agrava la desconfianza en el país, sobre todo por los ajustes de ingresos y su temporalidad.

Entre tanto, ha agregado, "se llevan por delante el cambio de modelo de crecimiento y unos cuantos derechos sociales".

"Porque plan no hay, pero ideología por arrobas", ha sentenciado.

Tras incidir en que estas políticas económicas están generando "sufrimiento, incertidumbre y angustia", ha dicho que estas magnitudes son difíciles de medir, pero "no pueden ignorarse" porque, por coherencia, la razón de ser de la economía debe ser propiciar el bienestar de las personas.

Y, parafraseando a Keynes, ha señalado que "las sociedades sólo pueden tolerar una cantidad moderada de daño social antes de echarse a perder".

El recurso a la economía como único argumento de autoridad esconde, a su entender, "una intención paralizadora", habida cuenta de que se dice a la sociedad que no hay otra opción cuando lo cierto es que "no se trata de verdades irrefutables o reveladas, sino de planteamientos erróneos con los que se puede estar en desacuerdo".

Al acto ha acudido, entre otros, el representante especial de François Hollande para la elección presidencial, Arnaud Montebourg, a quien Rubalcaba ha dicho que la victoria del candidato socialista es "uno de los pocos temas en los que la izquierda y la derecha están de acuerdo" en España.

Bajo su prisma, aunque el PP no lo diga públicamente, Hollande se ha convertido en "el oscuro deseo de la derecha española".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine