14 de junio de 2012
14.06.2012
Liberalización del comercio

Adiós a las licencias municipales para abrir un negocio

El Congreso convalida un real decreto para que no sea necesario obtener licencias previas si se cumple con la normativa

14.06.2012 | 14:44
Una frutería.

El pleno del Congreso ha convalidado hoy el real decreto de medidas liberalizadoras del comercio en virtud del cual para abrir determinados negocios ya no será necesario obtener previamente licencias municipales y bastará con que el empresario declare que cumple con toda la normativa.

El texto -que será tramitado como proyecto de ley y que contó con 206 votos a favor, 111 en contra y 3 abstenciones- salió adelante después de que la mayoría de los grupos de la oposición dijera que está de acuerdo con agilizar los trámites para abrir un negocio pero criticara que el Gobierno haya utilizado la vía del real decreto, fórmula a la que ha recurrido en 19 ocasiones en lo que va de legislatura.

La oposición lamentó la inclusión en el real decreto de medidas para apoyar las exportaciones de material de defensa, ya que este asunto no está relacionado con la dinamización del comercio minorista y algunos grupos aseguraron que habrían votado en su contra de haber podido.

A la nueva normativa sobre comercio, que establece la denominada "autolicencia exprés", podrán acogerse establecimientos de menos de 300 metros cuadrados dedicados a determinados productos y servicios, como carnicerías, panaderías, tiendas de ropa o peluquerías.

Así, estos negocios podrán abrir al día siguiente de que el empresario presente una declaración jurada de que cumple con la normativa vigente y de que pague las tasas municipales correspondientes.

En el plazo de un año, el Gobierno analizará el funcionamiento del nuevo sistema con el objetivo de, si procede, ampliar su aplicación a otros sectores y a locales de mayor superficie, ha recordado durante la defensa de la normativa el ministro de Economía, Luis de Guindos.

El objetivo es reducir las trabas administrativas para que los emprendedores puedan abrir su negocio en un "tiempo razonable" y evitar que, como ocurría hasta ahora, muchos desistan de su intención o abran sin licencia al no poder soportar los costes, muchas veces "inasumibles", que conllevaba la tramitación de autorizaciones.

El cambio se basa en la confianza de la administración en sus administrados y en considerar a los empresarios "adultos responsables" que velarán, por su propio interés, por el cumplimiento de la normativa, ha afirmado el ministro.

"No nos podemos permitir ser uno de los países que más trabas pone a los emprendedores. Hoy, más que nunca, España necesita emprendedores que creen empleo e inicien la recuperación económica", ha apuntado De Guindos.

El ministro ha subrayado de que se trata de una normativa que sólo fija "mínimos" y que las comunidades y ayuntamientos pueden ampliar su aplicación si lo estiman conveniente. Además, no afectará a los ingresos municipales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine