27 de junio de 2012
27.06.2012
A partir de agosto

El Gobierno dejará de financiar hasta 456 fármacos comunes

Propondrá un lista de medicamentos para dolencias leves como tos o congestión nasal para ahorrar 458 millones

28.06.2012 | 00:10

Los medicamentos que el Sistema Nacional de Salud (SNS) dejará de financiar serán 425, una medida que previsiblemente entrará en vigor a partir de agosto y que permitirá ahorrar 458 millones, según anunció ayer tarde la ministra de Sanidad, Ana Mato, tras el Consejo Interterritorial de Salud.

Esa ha sido la propuesta planteada por Sanidad a los consejeros del ramo en la tercera reunión del Consejo con el nuevo Gobierno, aunque en un principio se ha producido un baile de cifras que han llevado a la consejera de Andalucía a decir que eran 423 y al de Castilla La Mancha que eran 442.

No obstante, aunque la cifra actual es de 425, el número puede variar ya que se revisará periódicamente, según ha explicado Mato, quien ha asegurado que Sanidad controlará que no haya subidas excesivas de precio por la exclusión de esos fármacos de la financiación.

El listado de fármacos excluidos del SNS ha sido motivo de debate en este Consejo, ya que varios consejeros, como la de Andalucía, el de Cataluña y el de País Vasco, han recriminado a la ministra que conocieran su contenido "a última hora" e incluso algunos han asegurado que no les había llegado.

Mato, no obstante, ha afirmado que la lista de fármacos se ha elaborado con las propuestas de las comunidades autónomas y que aquellos grupos en los que al menos tres autonomías han coincidido son los que se han incorporado al listado final.

Además, ha aclarado que los fármacos incluidos en la lista se podrán seguir recetando cuando lo considere el médico, pero el paciente tendrá que abonar el precio total.

Con la actualización del Nomenclator, que hace diez años no se revisaba, según la ministra, se incorporarán fármacos más novedosos e innovadores y se sacarán aquellos que se han quedado "obsoletos".

Con las nuevas medidas de política farmacéutica acordadas hasta el momento, Sanidad prevé un ahorro de 2.200 millones de euros, y con ellas se culmina, según ha subrayado Mato, la primera fase de la reforma sanitaria que permitirá garantizar, a su juicio, la sostenibilidad, gratuidad y universalidad del SNS.

En esta fase se incluye el "copago farmacéutico", que entrará en vigor el próximo domingo y para el que, según la ministra, "técnicamente" todas las autonomías están preparadas; una medida que supondrá, si le sumamos la actualización del IPC de los medicamentos de aportación reducida, un ahorro de unos 550 millones.

Además, una buena parte de los 2.200 millones vendrán por la revisión de precios de fármacos, la inclusión de nuevos genéricos y medicamentos y por la aplicación del precio más bajo.

Otro de los temas a tratar ha sido cómo reembolsarán las comunidades autónomas a los pensionistas la cantidad que puedan pagar de más del tope mensual establecido en la reforma sanitaria de entre 8 y 18 euros.

Aunque este asunto es competencia de las autonomías, Sanidad ha propuesto se reintegre de forma automática entre tres o seis meses el dinero aportado de más en la cuenta corriente donde el jubilado tenga domiciliada su pensión.

De lo que se trata, según Sanidad, es de que el sistema de salud aplique el criterio "más favorable".

Además, el Consejo ha aprobado el proyecto de real decreto que fija las bases para establecer los importes máximos de financiación, con independencia de dónde se resida, y la facturación común en productos dietéticos.

Con esta última medida, se prevé ahorrar el 13% del gasto en esta materia, lo que equivale a 42,5 millones.

Estarán exentos de aportación los productos destinados a "procesos de larga duración, sin alternativa médica nutricional", mientras que la tendrán reducida los productos de "nutrición enteral" y será normal la de los destinados a tratamientos alérgicos.

Junto a estas medidas, se ha aprobado el proyecto de real decreto que regula la condición de asegurado y beneficiario de la asistencia sanitaria y que garantiza, según Mato, que todos las personas que hayan cotizado a la Seguridad Social tengan tarjeta sanitaria, aunque estén desempleados, y acabar con los "abusos" del turismo sanitario.

Los mayores de 26 años, que nunca hayan cotizado, dejarán de ser beneficiarios de las tarjetas de sus familiares y pasarán a ser titulares de la suya propia.

El 85 por ciento del Consejo, según el consejero de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, ha respaldado las medidas planteadas por Sanidad, que han sido rechazadas de pleno por el Gobierno Vasco, quien ha presentado hoy un decreto para evitar que se aplique en esa comunidad el "copago farmacéutico", una iniciativa que ha sido tachada de insolidaria por algunos consejeros.

La reunión se ha prolongado cerca de cuatro horas, por lo que cuando Mato ha comparecido ante los medios la selección española ya jugaba la semifinal de la Eurocopa frente Portugal y por ello ha agradecido a los presentes, en la sala de prensa, "la paciencia en un día como hoy", en el que, ha dicho, "teníamos que estar viendo a España".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine