22 de junio de 2013
22.06.2013
Terrorismo islamista

La red en Ceuta pudo enviar 50 yihadistas a Siria

El ministro de Interior informa de que algunos de los enviados habría podido inmolarse en un atentado suicida

22.06.2013 | 12:26

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado hoy que la red desarticulada ayer en Ceuta, dedicaba a reclutar islamistas, pudo enviar cincuenta yihadistas a Siria para integrar dos filiales de Al Qaeda que operan en esa zona en conflicto y cometer atentados, alguno de ellos suicida.

La red desmantelada tenía dos bases de actuación, una en Ceuta -desde la que salieron una decena de yihadistas, entre ellos un menor- y otra en Marruecos, y desde allí eran enviados hasta Turquía para ser recogidos por "los facilitadores" que, bajo extremas medidas de seguridad, les llevaba a las zonas de Siria en conflicto.

En esa zona les ponían en contacto con dos filiales de Al Qaeda, una de ellas llamada Estados islámicos de Irak y la otra Levante (ESIL), ha explicado el ministro en rueda de prensa.

Gracias a esta operación conjunta de la Policía Nacional y la Guardia Civil, ha destacado Fernández Díaz, se ha evitado el envío de una remesa de yihadistas que se encontraba esperando para viajar a Siria, donde consta que algunos de los enviados falleció en un atentado suicida.

"No estamos hablando de combatientes que se integren en uno u otro bando sino de terroristas yihadistas que cometen atentados terroristas" en este caso en Siria y desde filiales de Al Qaeda, ha resaltado Fernández Díaz.

El ministro ha comparecido junto a los directores adjuntos operativos de los servicios de Información de la Policía Nacional y de la Guardia Civil para escenificar la "extraordinaria colaboración" de ambos cuerpos en esta "importante y brillante operación".

El ministro ha vuelto a hacer hincapié en el "claro interés de Al Qaeda" por conseguir que muchos de sus militantes puedan regresar a sus países de origen (de donde salieron para combatir en zonas en conflicto) con el objeto de realizar en ellos "la yihad individual", con lo que esta operación también ha servido para "neutralizar" esa amenaza.

Los ocho detenidos, a los que se les han intervenido armas, munición y material de exaltación de la Yihad, están ya en dependencias policiales en Madrid y el lunes comparecerán en la Audiencia Nacional. EFE

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook