24 de junio de 2013
24.06.2013
Una «marca» poco fiable

Nos vemos peor que nos ven

El Parlamento Europeo en Bruselas acogía este mes la presentación en la escena comunitaria de la 'Marca España'

24.06.2013 | 05:00

La imagen que de España tienen en el exterior es mala, pero la que tenemos los españoles de nuestro país, es aún peor. Desde fuera nos ven como un país corrupto, pobre, poco fiable y de ciudadanos ociosos, pero cuando nos miramos al espejo la imagen se ve ampliada. Nos vemos aún mucho más corruptos, más débiles y no confiamos en nosotros mismos. Así se desprende de los últimos barómetros que realiza el Real Instituto Elcano para el Observatorio de la Marca España.

Casi el 90% de los españoles cree que España es un país corrupto y el 75% considera que la imagen del país en el exterior no ha mejorado en los últimos meses, según el último barómetro, publicado esta semana. Por contra, sólo uno de cada tres entrevistados en el exterior afirma que España sea un país de corruptos, como así se reflejaba en el barómetro de abril en que se publicaban datos sobre encuestas realizadas en seis países: China, Alemania, Reino Unido, Rusia, EEUU y México.

En este informe la imagen de España mostraba un importante deterioro especialmente en la opinión pública germana, ya que este país es el que peor valoración da a España 6,1, frente a una media del 6,6, y donde cinco de cada diez entrevistados muestra desconfianza hacia nuestro país.

La mayoría de los germanos consideran que España es un país pobre (un 71%), débil, tradicional, un país de ociosos (cuatro de cada diez) y de corruptos, ya que un 48% relaciona la imagen española con la corrupción, mientras que en los otros cinco países la media de ciudadanos que sostiene que España es un país de corruptos se queda uno de cada tres.

Críticos con la corrupción

Pero comparando algunos aspectos, la imagen que tenemos en el interior del país es un reflejo de como nos ven desde fuera y, en algunos aspectos somos mucho más críticos y nos vemos incluso peor, sobre todo en lo que respecta a la corrupción y la debilidad del país.

«La corrupción, ahora mismo, tiene obsesionados a los españoles porque aparece en todos los medios y los escándalos de corrupción surgen de debajo de las piedras», declara el investigador principal de la imagen exterior de España y opinión pública, Javier Noya. A pesar de que el 75% de los españoles cree que la imagen de España en el exterior no ha mejorado en los últimos meses, el 65% hace una valoración positiva de la iniciativa Marca España.

El 60% de los españoles se considera tradicional, el 53% como no fiables y el 86,4% cree que es un país de corruptos. «Por lo general hay un efecto espejo: la imagen que los españoles tenemos de nosotros mismos se parece mucho a la imagen que los extranjeros tienen de los españoles», afirma Noya.

«Sin embargo, existen diferencias entre la reputación interna y externa del país. Los españoles son mucho más críticos consigo mismos y con la imagen de España que, por ejemplo los alemanes», añade. El porcentaje de entrevistados que consideran como un país de corruptos es casi el doble en España que en Alemania.

Para el 40,4% de los españoles, la corrupción política es el problema internacional más importante para España, seguido por el 18,8% que se declina por el paro, el 13,5% que apunta a la economía y el 11,5% que señala a la crisis internacional.

Otro aspecto que refleja la visión negativa de los españoles es el de la confianza. Un 64% de media de los países analizados confían en España, siendo de nuevo Alemania y el Reino Unido los ­países donde inspiramos tanta confianza como desconfianza. Sin embargo, la confianza entre los propios españoles solo alcanza a un 44%.

Trabajadores y solidarios

Por contra, los españoles se consideran trabajadores (73%), solidarios (77%) y tolerantes (77%), aspectos en los que, con pequeñas diferencias, son los que tienen los extranjeros de nosotros.

Respecto a las perspectivas de futuro, el 49,6% de los españoles considera que la situación en nuestro país mejorará, frente al 18% que opina que seguirá igual y el 28,8% que considera que empeorará.
Con respecto al barómetro de abril, el 61% de los consultados opina que la crisis económica ha empeorado, el 21% que sigue igual y el 17 por ciento que ha mejorado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook