26 de junio de 2013
26.06.2013
Tráfico

La DGT espera 80 millones de desplazamientos este verano

El operativo especial arrancará este viernes - Se incidirá en el control del consumo de alcohol y la velocidad

26.06.2013 | 14:57

La Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá en marcha este viernes a las 15.00 horas un operativo especial para hacer frente a los más de 80 millones de desplazamientos previstos para este verano (38 millones en julio y 42 millones en agosto), lo que supone un aumento de dos millones de desplazamientos respecto al verano pasado, según ha anunciado el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz.

Durante una rueda de prensa en el Ministerio del Interior, junto a la directora de Tráfico, María Segui, Fernández Díaz ha señalado que el año pasado fallecieron 260 personas en accidentes y ha confiado en que "con la colaboración de todos" esta cifra pueda reducirse.

Para ello, la DGT centrará los controles de velocidad en las carreteras secundarias, ya que, como ha recordado el ministro, de los 260 personas fallecidas el verano pasado, 208 perdieron la vida en una de estas vías.

También como novedad este año la DGT ha lanzado una aplicación para móviles, disponible para Android e Iphone, que permite comprobar las incidencias del tráfico, saber dónde hay tramos en obras, ver dónde están colocados los radares fijos y tener acceso a las cámaras de tráfico, entre otras funcionalidades.

La primera parte de la operación salida comenzará este viernes a las 15.00 horas y se extenderá hasta las 00.00 horas del 1 de julio, con 5,2 millones de desplazamientos previstos. Para hacer frente a todos estos desplazamientos, Tráfico desplegará a los 10.000 efectivos con los que cuenta la Agrpuación de Tráfico de la Guardia Civil.

En lo que va de año, han perdido la vida 475 personas en accidentes de tráfico en vías interurbanas, 127 menos --un 21 por ciento menos-- que en el mismo periodo del año anterior, lo que, según el ministro, "estimula" al Gobierno a seguir trabajando. Así, ha afirmado que está "satisfecho de cómo está evolucionando la siniestralidad, aunque en ningún caso va a caer en la autocomplacencia".

Preguntado por los periodistas, el ministro ha hablado de un tema que hasta ahora la DGT no había querido entrar a cuantificar: el número de kilómetros que se van a ver afectados por el límite de 130 km/h que se contempla en la reforma del Reglamento General de Circulación, que está preparando el Gobierno, para aquellos tramos de autovía y autopista en los que haya una historia de baja siniestralidad y unas condiciones metereológicas y de congestión del tráfico óptimas.

Sobre este asunto, Fernández Díaz ha señalado que, según los cálculos que maneja Interior, actualmente hay "un porcentaje importante", en torno al 80 por ciento de los kilómetros de vías de alta capacidad, que cumplen la condición de estar monitorizados mediante las cámaras de la DGT y paneles de señalización variable, aunque ha subrayado que para que el límite de 130 se pudiera implantar en esos tramos se deberían cumplir el resto de condiciones.

Es decir, que además de contar con paneles de señalización, deben tener una historia de baja siniestralidad y unas buenas condiciones metereológicas, lo que no necesariamente ocurre en todos ellos. "Si no se dan las variables que permitan que se pueda incrementar, no se incrementaría", ha subrayado el ministro, quien ha insistido en que el hecho de que el 80% de la red de alta capacidad esté monitorizada por Tráfico no quiere decir que se vaya a implantar en esos tramos el nuevo límite.

Por su parte, la directora de Tráfico ha considerado "optimista" que en un futuro se pueda llegar a implantar el límite de 130 km/h en el 80 por ciento de kilómetros de vías de alta capacidad y ha señalado que " no es en absoluto el momento" en que se pueda cuantificar el número de tramos en los que se va a elevar el límite.

En cualquier caso, el ministro y la directora de Tráfico han subrayado que tanto ahora como después de que se apruebe la modificación del Reglamento General de Circulación, el límite general para autovías y autopistas es y seguirá siendo de 120 km/h. "Lo que debe quedar claro es que la velocidad máxima sigue siendo la misma. Sigue vigente el límite máximo de velocidad en 120 km/h", ha subrayado.

Por otro lado, sobre la reducción de accidentes en lo que va de año (de un 21%), la directora de Tráfico confía en que "en parte" se deba a la política iniciada por la DGT de trasladar los radares "a donde hay más accidentes", que es en las carreteras secundarias. En cuanto al helicpótero-radar, Pegasus, Seguí ha indicado que en lo que lleva funcionando, desde que comenzó a funcionar en Semana Santa, ha impuesto 300 sanciones, de las cuales cuatro han ido por la vía penal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook