08 de enero de 2014
08.01.2014
Lucha antiterrorista

Los arrestados destruyeron datos por el error de Interior

La Guardia Civil no ha encontrado documentos de interés, pues la operación se filtró antes de que se produjera

08.01.2014 | 16:55

La Guardia Civil que ha registrado un despacho de abogados de presos de ETA en Bilbao no ha encontrado documentos de interés, ya que a los detenidos del grupo de enlace con el EPPK les ha podido dar tiempo a deshacerse de pruebas al haberse informado de la operación antes de tiempo.

Así lo han manifestado a Efe fuentes de la lucha antiterrorista, que han explicado que, tras varios meses de investigación, los agentes esperaban encontrar abundante documentación en una operación dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco y que se ha saldado con ocho detenidos.

Los arrestados, miembros del grupo de enlace con el colectivo de presos de ETA (EPPK), son Arantza Zulueta, Jon Enparantza, Egoitz López de la Calle, Aitziber Sagarminaga, José Luis Campos, Aintzane Orkolaga, José Miguel Almandoz y Asier Aranguren.

Precisamente, era en el despacho de la abogada Arantza Zulueta, en Bilbao, donde los agentes esperaban encontrar las pruebas más importantes para la imputación de estas personas.

Los detenidos habrían podido encriptar la información de sus ordenadores, lo que hará más lenta y dificultosa la obtención de los datos que buscaba la Guardia Civil.

La operación estaba prevista para las 17:00 horas, pero a las 15:06 horas el Ministerio del Interior remitió un comunicado a los medios de comunicación informando de la detención de varias personas en País Vasco y Navarra.

Los agentes no habían salido del cuartel

Aunque no se facilitaba ni el número de detenidos ni sus identidades, los arrestos, decía la nota, se habían practicado mientras se celebraba una reunión orgánica en el interior de una de las sedes de los abogados defensores de los miembros de ETA.

Sin embargo, los agentes todavía no habían ni siquiera salido de sus acuartelamientos y cuando llegaron a la sede de Bilbao y a otras oficinas de otras localidades vascas, ya se encontraba un buen número de periodistas.

Apenas unos minutos después de ese comunicado, a las 15:18 horas, cuatro agentes de paisano han llegado corriendo al portal donde se encuentra el despacho de abogados de Bilbao en el que estaban reunidos los miembros del grupo de enlace con el EPPK.

Los cuatro agentes han accedido a ese portal de la calle Elcano y ya en ese momento varias de las personas después detenidas bajaban por las escaleras, según han confirmado a Efe fuentes de la lucha antiterrorista.

Dos minutos después han llegado de forma precipitada al lugar dos furgonetas con los grupos de intervención de la Guardia Civil y hasta las 15:40 no se han presentado los ocho todoterrenos Patrol con los agentes que iban a llevar a cabo la operación.

A las 15:33 horas, y cuando muchos medios ya se habían hecho eco de él, Interior remitió otro comunicado que anulaba "a todos los efectos" el anterior.

Las fuentes han precisado que el malestar es generalizado entre los agentes que han intervenido en esta investigación tras meses de intenso trabajo en la que podría ser la última gran operación en España contra el entramado de ETA.

Por el momento, el Ministerio del Interior no ha ofrecido una explicación oficial sobre el asunto, que en principio se atribuye a un error técnico de comunicación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook