10 de enero de 2014
10.01.2014
Terrorismo

Urkullu cree "un paso atrás" la operación contra ETA

El lehendakari cree que Fernández Díaz no es la "persona adecuada" en Interior y cree "anacrónica" la Monarquía

10.01.2014 | 12:03

El lehendakari Iñigo Urkullu ha opinado hoy que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, no es la "persona adecuada" para liderar el nuevo tiempo que se ha abierto en Euskadi después de que ETA decidiera dejar la actividad armada hace dos años.

Urkullu se ha referido, en una entrevista en Radio Euskadi, a las últimas comparecencias públicas de Fernández Díaz, en las que el ministro se manifiesta "como si nada hubiera ocurrido" después de que hayan transcurrido dos años desde el cese de la violencia de ETA.

"El ministro da pasos atrás cuando la sociedad vasca ha dado pasos adelante e, incluso, la izquierda abertzale también, aunque de forma más lenta que la que nos gustaría", ha dicho.

Ha indicado que en la próxima reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aún sin fecha, le trasladará esta reflexión para que "sea consciente" de la nueva situación, aunque ha mantenido que el hecho de que "no haya movimientos por parte del Gobierno español avala la posición del ministro de Interior".

Sobre la reciente operación policial en la que se ha detenido a personas del entorno de abogados y el colectivo de presos de la banda terrorista, Urkullu ha afirmado que se ha tratado de una operación policial "chapucera, con objetivo mediático, que supone un paso atrás y cuyos antecedentes, como en el caso de Herrira, quedaron en absolutamente nada".

Urkullu ha asegurado este viernes que el proceso de paz "no está parado" y se trabaja para que "dentro de un tiempo" haya "más pasos". Así, ha apostado por un desarme verificado de ETA y ha ofrecido a la Ertzaintza para esa verificación si el Gobierno de Mariano Rajoy no está dispuesto a hacerlo.

En una entrevista en Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Urkullu ha recordado que él habló de un plazo de seis meses para que se produzca ese desarme, pero "si fuera antes, mejor". "Un gesto de desarme debe ser verificado", ha sostenido asegurando que él no pone objeciones a que sea el Estado el que lo haga.

"Si no es el Gobierno español, porque hace ojos ciegos a un gesto de desarme, la consejera de Seguridad ha dicho que la Ertzaintza estaría dispuesta. Si no tiene que ser el Gobierno vasco y tienen que ser otros agentes internacionales y sociales, a mí me da igual. Lo que es necesario es que haya un gesto de desarme y que sea verificado", ha añadido.

Urkullu cree "anacrónico" el sistema monárquico y abogado porque la ciudadanía elija al Jefe de Estado y éste no sea un cargo sucesorio. Además, ha considerado que no ha cumplido su papel constitucional de "arbitraje y moderación" en casos como el vasco o el catalán.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook