17 de enero de 2014
17.01.2014
Crimen de Asunta

Porto retomará la abogacía para defenderse en la causa

La madre de Asunta sólo se sentará en el banquillo en su interrogatorio y compartirá estrado con las demás partes

17.01.2014 | 10:04
Rosario Porto se autodefenderá en el juicio por la muerte de su hija
Play
Porto retomará la abogacía para defenderse en la causa

Rosario Porto, la madre de la pequeña Asunta, imputada junto a su exmarido Alfonso Basterra por el asesinato de la pequeña ocurrido el pasado 21 de septiembre, vuelve a la abogacía para defenderse en la causa del crimen de su hija. Porto mantiene a su actual letrado defensor, el penalista coruñés José Luis Gutiérrez Aranguren pero ha solicitado personarse como coabogada de éste.

La madre de Asunta cerró hace unos dos años el despacho de abogados que tenía en la céntrica calle de Montero Ríos en Santiago. Hija de un reputado letrado compostelano, abandonó la profesión tras la repentina muerte de sus padres, que fallecieron con apenas 7 meses de diferencia, y se dedicó al asesoramiento de intereses empresariales, fundamentalmente en Marruecos.

Rosario Porto nunca ejerció como penalista, pero desde que ingresó en el centro penitenciario de Teixeiro ayuda en asuntos legales a algunas presas y ahora está dispuesta a tomar parte activa en su propia defensa como letrada pues se declara inocente. José Luis Gutiérrez Aranguren seguirá dirigiendo su defensa, pero Rosario Porto se sentará a su lado, excepto cuando tenga que declarar como imputada o como acusada.

En su condición de letrada, lucirá toga y compartirá estrado con los abogados de las partes personadas. Así, llegada la vista oral se enfrentará al jurado sentada con el resto de abogados y no tendrá que compartir el banquillo de los acusados con el otro imputado, su exmarido Alfonso Basterra, excepto en el momento de su propio interrogatorio, para lo que tendrá que quitarse la toga.

Una vez que Rosario Porto esté personada como coabogada de su defensa, podrá interrogar a su exmarido, a los testigos y a los peritos de los informes que obran en la instrucción de la causa y de los investigadores del crimen de su hija, cuyas pesquisas la han llevado a prisión provisional con su exmarido como principales sospechosos de la muerte de Asunta e imputados por un presunto delito de asesinato.

Las pruebas de toxicología, la autopsia y otros indicios demuestran que Asunta Basterra, de 12 años y cuyo cuerpo apareció en la cuneta de una pista forestal de Teo la madrugada del pasado 22 de septiembre, fue drogada con una dosis tóxica de Orfidal -la investigación apunta que en el momento de la sedación estaba con sus padres y sólo con su madre cuando murió asfixiada.

ADN de 9 personas en Asunta

Por otra parte, los análisis del ADN encontrado en la ropa de Asunta señalan a nueve personas diferentes, seis hombres y tres mujeres, según los perfiles genéticos cruzados analizados a los que tuvo acceso el Programa de Ana Rosa. Así se localizó ADN de la menor en los manojos de papel encontrados en la papelera de la finca de Teo, en la moqueta del coche de su madre; en el reposacabezas del que utilizaba su padre y en una servilleta recogida en este vehículo.

También apareció ADN de Porto en una mascarilla, en la camiseta de la niña y, cruzado con el de Asunta, en los pañuelos de papel de la papelera de Teo. El de Alfonso, cruzado con el de la pequeña, aparecería en la ropa interior de su hija. Los perfiles genéticos de Porto y Basterra aparecen cruzados en una botella de agua localizada en uno de los vehículos registrados. También aparece ADN del amante de Rosario en el vestido de ésta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook