20 de enero de 2014
20.01.2014
Inmigración

Muere un inmigrante en Melilla al saltar desde una patera

Medio centenar de subsaharianos han conseguido saltar la doble valla tras una avalancha de más de 250 personas

20.01.2014 | 14:06

Un inmigrante de origen subsahariano ha muerto este lunes en Melilla al arrojarse al mar con otros 13 inmigrantes para evitar ser interceptados por agentes del Grupo Especialista en Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil cuando accedían a bordo de una patera.

Según ha informado en rueda de prensa el delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, los hechos han ocurrido sobre las 06.00 horas cuando una embarcación impulsada a motor se dirigía a las costas de la ciudad española del Norte de África a pesar del fuerte temporal de viento, con rachas que superan los 50 kilómetros por hora.

El delegado ha explicado que los indocumentados "se lanzaron al agua" al advertir la presencia de los embarcación de los submarinistas de la Guardia Civil y con ello impedir que se abortara la entrada de la patera a suelo español.

Sin embargo, la mayoría de los inmigrantes no saben nadar y, si bien los miembros de los GEAS rescataron a los otros doce, el fallecido fue hallado inconsciente cuando fue recogido del mar.

El Barkani ha subrayado que los agentes han intentado reanimarle pero sus esfuerzos fueron en vano porque ya había muerto. El servicio de atención médica urgente del 061 también se presentó en lugar de los hechos de inmediato, en las escolleras del puerto, pero tampoco pudo hacer nada por salvarle la vida.

El médico forense certificó su muerte en el mismo puerto y el juez de guardia ordenó el levantamiento del cadáver y la práctica de una autopsia para determinar las causas de su fallecimiento, como ocurre en todos los casos en los que ocurren este tipo de muertes.

Esta es la tercera patera que llega a Melilla en 2014 después de que el pasado 14 de enero arribara una con 33 inmigrantes a bordo y el 17 de enero otra con un número indeterminado de subsaharianos que fue interceptada por la Guardia Civil después que intentara embestir a la embarcación de los GEAS y los inmigrantes arrojaran piedras a los agentes, y que fue entregada a una patrullera marroquí por encontrarse en su zona de demarcación.

Avalancha sobre la doble valla

Por otra parte, unos 50 inmigrantes de origen subsahariano han accedido este lunes a Melilla después de una avalancha sobre la doble valla que separa la ciudad española de Marruecos, según ha informado el delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani.

Los hechos han ocurrido pasadas las 09.00 horas cuando un grupo de unos 250 indocumentados se lanzó sobre la doble alambrada de seis metros de altura cada una por la zona de los Pinares de Rostrogordo, cerca de los cortados de Aguadú.

Tanto la Guardia Civil como la policía marroquí hicieron frente al salto con material antidisturbios, pero finalmente unos 50 lograron sortear tanto el control policial como la doble valla, y alcanzar suelo español.

El delegado del Gobierno ha admitido que las cifras no son definitivas ni otros datos relativos a las personas que protagonizaron este incidente porque aún estaban recabando datos. Así, ha apuntado que por el momento se tendría constancia de un único herido entre los inmigrantes y ninguno entre la Guardia Civil, que tienen que sortear a su vez los palos y piedras que emplean los 'sin papeles'.

La avalancha de este lunes se ha producido por el mismo lugar que la se registraron el pasado miércoles día 15, cuando unos 450 inmigrantes (primero 300 y después 150) intentaron saltar la doble valla, también entre los Pinares de Rostrogordo y cortados de Aguadú, y unos 60 pasaran a Melilla.

En aquella ocasión resultaron heridos cuatro inmigrantes y tres guardias civiles, estos últimos al volcar el coche patrulla con el que acudieron a apoyar a sus compañeros en sus labores de contención de los subsaharianos en la valla que delimita con Marruecos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook