21 de enero de 2014
21.01.2014
Cataluña

El PP reta a Mas a adelantar el debate sobre la consulta

El Congreso de los Diputados tramita la propuesta del Parlamento catalán, que podría debatirse en junio

21.01.2014 | 11:07
La consulta, en el Congreso
Play
El PP reta a Mas a adelantar el debate sobre la consulta

El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha afirmado hoy que el PP no tiene ningún inconveniente en debatir la propuesta del Parlamento de Cataluña de delegar en la Generalitat la competencia de convocar la consulta soberanista y que si el Parlament quiere adelantar el debate debería "mover ficha".

Alonso, en declaraciones a los periodistas, se refería así a la posibilidad de que pueda adelantarse en el Congreso el debate de la proposición de ley del Parlamento catalán, que hoy ha sido calificada por la Mesa de la Cámara Baja, y que se calcula podría llegar al pleno en junio o septiembre.

No obstante, el debate podría adelantarse si se retira alguna de las proposiciones de otros Parlamentos autonómicos pendientes, entre ellas una que también ha presentado la Cámara catalana, como ha recordado Alonso, y que es la primera que corresponde ver en el Congreso.

"Seguramente, el Parlamento de Cataluña tendría también que mover ficha", ha dicho Alonso, para quien corresponde a la Cámara que lo propone decidir cuál de las iniciativas es más importante para debatirse antes.

En cualquier caso, el portavoz popular ha recalcado que a su partido no le supone ningún problema ni tiene "ningún inconveniente" en debatir la propuesta del Parlamento catalán, así como las que presenten el resto de los grupos, porque tiene "las ideas muy claras", al igual que el sentido de su voto.

La Mesa del Congreso ha dado hoy el visto bueno a la tramitación parlamentaria de la propuesta del Parlamento de Cataluña para que se delegue en la Generalitat la competencia para convocar la consulta independentista.

El presidente de la Cámara baja, Jesús Posada, ha explicado que la iniciativa ha sido calificada "sin ningún problema" y que ahora pasará el trámite de informe del Gobierno.

El Ejecutivo tiene treinta días para mostrar su conformidad con la proposición, en el caso de que ésta implique "aumento de los créditos o disminución de los ingresos presupuestarios".

Transcurridos ese mes sin que el Gobierno se haya opuesto expresamente a su tramitación, la proposición quedará en condiciones de elevarse al pleno.

Si se mantienen los plazos y no se retira ninguna de las proposiciones de otros parlamentos autonómicos pendientes de debate, la iniciativa del Parlamento de Cataluña podría debatirse en el pleno del Congreso en junio o septiembre.

Sin embargo, fuentes de los partidos nacionalistas no descartan que se retiren algunas de las proposiciones de parlamentos autonómicos pendientes de debate -la Comunidad Valenciana acumula dos y Cataluña una más- para adelantar el debate de la consulta soberanista.

No obstante y para evitar retrasos, las tres formaciones del Congreso que apoyan la consulta -CiU, ICV y ERC- estudian presentar una proposición de ley en los mismos términos que la propuesta del Parlament, iniciativa que, según los plazos previstos, podría votarse en el pleno a finales del mes de marzo, o como mucho principios de abril.

Sea con la fórmula de la proposición de ley del Parlamento de Cataluña, o con una proposición de los grupos nacionalistas, la consulta independentista será rechazada por cerca de un 85 por ciento del Congreso.

Si no hay sorpresas votarán en contra los 185 diputados del PP, los 110 del PSOE -a expensas de lo que puedan hacer los diputados del PSC- y los cinco de UPyD, a los que habría que sumar los diputados no nacionalistas del Grupo Mixto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook