01 de febrero de 2014
01.02.2014
Valladolid

Homenaje a las víctimas del terrorismo

Los populares han querido escenificar en la Convención su recuerdo, asegurando que siempre tendrá su "respeto"

01.02.2014 | 17:46

El PP ha organizado durante su Convención Nacional en Valladolid un homenaje a las víctimas de ETA en el que ha proyectado un vídeo en el que los 'populares' les aseguran que siempre tendrán su "respeto". "Mientras nuestro corazón siga latiendo, vuestro recuerdo seguirá vivo".

El acto de homenaje a las víctimas llega después de algunos desencuentros con una parte de ellas, como el registrado con Consuelo Ordóñez, hermana de Gregorio Ordóñez, en el homenaje precisamente al concejal donostiarra en el aniversario de su asesinato.

Al acto no ha asistido ninguna organización como tal, sino varias víctimas, entre ellas Mari Mar Blanco, presidenta de la Fundación de Víctimas de Terrorismo. También ha acudido Pilar Elias, viuda de Ramón Baglieto; con ambas ha charlado y se ha dejado fotografiar Mariano Rajoy antes de entrar en el plenario.

Blanco y Elías aparecen en el vídeo proyectado por el PP, junto a la viuda de Jesús María Pedrosa y un hijo de Manuel Giménez Abad. Los cuatro explican sus sentimientos tras el asesinato de su familiar y lo que ha perdido con su muerte. "Lo que nunca vas a perder es nuestro respeto, apoyo y cariño, porque la memoria reside en el corazón", dice una voz en 'off'.

Manuel Giménez Larraz, ha tomado la palabra ante el plenario, un discurso en el que ha reivindicado la derrota política de ETA una vez que se ha logrado la policial y la judicial.

Y para ello ha pedido la unidad de los principales partidos políticos y la defensa y aplicación a ultranza del Estado de Derecho, también cuando exige asumir la sentencia del tribunal de Estrasburgo que derogó la llamada doctrina Parot.

"El Gobierno decidió acatar la sentencia y yo estuve y estoy de acuerdo, aunque las consecuencias de su cumplimiento me repugnan. No es una cuestión emocional o ideológica, sino de pragmatismo: acepto que se cumpla la ley en este asunto porque quiero que se cumpla cuando esos asesinos de ETA pidan seguir vías que son inadmisibles, que se cumpla para que se aclaren los más de 300 asesinatos sin resolver, y para que las víctimas no padezcan humillaciones en ningún caso", ha exigido.

"La ley nos protege del oportunismo y la arbitrariedad", ha insistido Manuel Giménez. El hijo del concejal del PP zaragozano y senador ha pedido también la unidad de las principales partidos también ante el final de ETA y el respeto al Estado de Derecho, la "receta exitosa".

"No podemos relajarnos, ETA sigue armada, nuestro Estado no debe negociar nunca condiciones políticas con grupos que sólo sustentan su fuerza negociadora en el terror. Es fundamental, tenemos que asegurar que tras la derrota policial y judicial se produce su derrota política. Ese futuro que anhelamos requiere que los demócratas controlemos el relato sobre el final de ETA", ha dicho.

Manuel Giménez Larraz, que ha relatado el asesinato de su padre el 6 de mayo de 2001 cuando iba al fútbol en Zaragoza, ha asegurado que Giménez Abad defendía la libertad, la igualdad y el pluralismo político, valores que llevan su nombre, el de las demás víctimas del PP y el de todos los asesinados por el terrorismo. Su intervención ha arrancado un prolongado aplauso del plenario puesto en pie.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook