30 de junio de 2014
30.06.2014
Portavoz de la Generalitat catalana

"El gobierno del PP fabrica independentistas en Cataluña"

La condición de Francesc Homs de número dos de Artur Mas subestima su peso real como hombre fuerte del Govern en pos del referéndum

30.06.2014 | 00:57
"El gobierno del PP fabrica independentistas en Cataluña"

¿El 9 de noviembre habrá referéndum en Cataluña?
Es altamente probable. Es nuestra determinación y lo convocaremos. Nos atendremos a la jurisprudencia del Constitucional y en Cataluña se votará, de una u otra manera. La democracia no lo prohibirá.

¿Un presidente con más carácter que Rajoy hubiera impedido el referéndum?
Rajoy tiene mucho carácter, y nuestra idea era pactar la consulta con el Gobierno español, como en el Reino Unido con Escocia. No hay que esconder los problemas, de ahí la sorprendente actitud de quienes están en contra de la independencia. Se obstinan en impedir la votación, en lugar de fijar sus contenidos.

Jordi Pujol sostiene que no hay marcha atrás.
Absolutamente. No hay marcha atrás porque la decisión la ha tomado el pueblo catalán, fruto de la maduración de muchos años e intentos. Montilla tenía más razón que un santo cuando denunció en Madrid la «desafección» catalana hacia el Estado. Lo menospreciaron y aquí estamos cinco años después. Como en química, la situación ha precipitado irreversiblemente.

¿Quién es el causante?
El Gobierno del PP fabrica independentistas en Cataluña. Les hago responsables de haber provocado el proceso catalán.

De todas formas, los sondeos del propio Centre d´Estudis d´Opinió de la Generalitat dicen que la independencia no sale.
Depende. Si se trasladan los datos al cien por cien del censo, darán esta proyección, pero eso no ha ocurrido nunca. Siempre hay un porcentaje que no se pronuncia, y sólo se debe contabilizar a quien vota.

¿Cuáles son sus datos?
La horquilla es hoy claramente favorable a la independencia, según el número de votantes. El sí a ambas preguntas está entre el 55 y el 65 por ciento. La participación será muy alta, entre el 70 y el 80, la más elevada de Cataluña desde la Ley de Reforma de los setenta.

Si es un referéndum de independencia, ¿por qué lo llaman consulta?
Porque tenemos competencias para convocar consultas. Si la excusa para prohibirla es que se trata de un referéndum de independencia, pues eso, es una excusa.

Artur Mas es un independentista sobrevenido, de usted no hay dudas.
Al final son etiquetas que denotan un conocimiento poco profundo. ¿Qué ha pasado aquí? Desde siempre, las fuerzas catalanas se han implicado en el gobierno de España. La última que apoyó un ejecutivo estatal fue Esquerra. Lo hacíamos pensando que Cataluña sería mejor entendida. La sentencia del Constitucional sobre el Estatut demostró que, por mucho que contribuyéramos y apoyáramos, el hecho catalán no será aceptado por el Estado español. La Ley Wert es un ejemplo, y la reacción ha consistido en seguir nuestro propio camino.

Usted es el político catalán que más titulares da a la prensa de Madrid.
No lo sé, creo que Duran me supera. No tengo interés en provocar, intento explicarme, pero me encuentro con el director de un periódico de Madrid que me dice que «por encima de la verdad, está la unidad de España».

Suena muy a posguerra...
Pero me lo dijo hace un año. Con estos parámetros...

¿Le aliviaría que Duran se retirara de la política?
No, no. No sitúo las cosas en el terreno personal. Duran tiene un valor para CiU, mantiene un compromiso inequívoco a favor de la consulta y el miércoles hizo un magnífico discurso en el Congreso, con motivo de la abdicación.

¿Qué países han sido más receptivos hacia el proceso?
Los de fuerte tradición democrática y, si me pide usted más precisión, en los anglosajones está muy arraigada la predisposición a comprender el derecho a decidir.

¿Desearía que La Caixa se manifestara sobre la independencia con tanta claridad como el Barça?
Son interpretaciones. No se puede extrapolar la oferta de las instalaciones del Barça para un concierto. Y La Caixa se ha de dedicar a hacer de empresa financiera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook