28 de julio de 2014
28.07.2014
Condena

Matas entra en prisión para cumplir una pena de 9 meses

El expresidente balear fue condenado por tráfico de influencias - Es el segundo exministro encarcelado

28.07.2014 | 18:03

El expresidente del Govern balear y exministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, ha ingresado esta tarde en la prisión de Segovia para cumplir la pena de 9 meses de reclusión por tráfico de influencias a la que fue condenado por el caso Palma Arena.

El ingreso en la cárcel de Segovia, situada en el barrio de Perogordo, se ha producido esta tarde a las 16.40 horas, han informado a Efe fuentes próximas al centro penitenciario.

Se trata del segundo presidente autonómico que entra en prisión. El precedente hasta ahora era el del expresidente socialista de Navarra Gabriel Urralburu. También fueron condenados a penas de prisión el expresidente de Cantabria Juan Hormaechea (Unión para el Progreso de Cantabria), que fue indultado, y el de Aragón José Marco (PSOE), que no ingresó en la cárcel.

Además, se trata del segundo exministro de la actual etapa democrática que ingresa en la cárcel, después el caso del socialista José Barrionuevo, en su caso por participar en la llamada guerra sucia contra ETA.

Jaume Matas ha entrado en la cárcel segoviana vestido con ropa deportiva y con dos bolsas, que él mismo ha sacado del vehículo particular en el que se ha trasladado al centro penitenciario.












En julio de 2013, el Tribunal Supremo rebajó a 9 meses y 1 día de prisión la condena contra Matas en el primer caso juzgado del llamado caso Palma Arena, por beneficiar fraudulentamente con dinero público al periodista que le escribía los discursos, Antonio Alemany.

Con anterioridad, la Audiencia de Palma le había condenado a 5 años, 3 meses y 1 día en calidad de inductor por los delitos de fraude a la Administración, falsedad en documento oficial y mercantil, prevaricación y malversación, y 9 meses y 1 día de prisión por el de tráfico de influencias.

La Audiencia Provincial juzgó a Matas y Alemany, junto con el exdirector de Comunicación del Govern Joan Martorell y el empresario Miguel Romero, por falsear un concurso para pagar al periodista por escribirle discursos al presidente autonómico y compensarle además a través de una subvención a una agencia de noticias que fundó para beneficiarse de fondos públicos.

Tras la rebaja de sus condenas, la Audiencia de Palma ordenó el ingreso en prisión de Matas y Alemany y ambos solicitaron al Gobierno su indulto, lo que paralizó el encarcelamiento hasta que el pasado día 11 el Ejecutivo rechazó concederles la medida de gracia.

Entonces, el Gobierno remitió su decisión al Tribunal Supremo, último órgano judicial en fallar sobre los solicitantes, que a su vez lo envió a la Audiencia de Palma para que pusiera en marcha la ejecución de la sentencia.

La Audiencia de Palma rechazó el pasado miércoles una nueva petición de Matas para que se suspendiera la orden de encarcelamiento dictada el viernes anterior.

A su vez la Audiencia de Madrid dio traslado a Matas para que pasara a recoger el exhorto remitido por el órgano judicial homólogo de Palma, en el que requería el ingreso en prisión en un plazo máximo de cinco días.

El expresidente, al que el Gobierno denegó el indulto total, también pidió el indulto parcial para que la pena de prisión se conmutara por una multa o trabajos a la comunidad, por lo que solicitaba la suspensión de la entrada en la cárcel hasta que el Ejecutivo se pronunciara.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook