01 de junio de 2015
01.06.2015
Juicio en Pamplona

Cervera niega el chantaje al expresidente de Caja Navarra

El exdiputado del PP dice que fue objeto de 'una trampa' cuando fue detenido tratando de recoger el dinero

01.06.2015 | 12:25
Santiago Cervera afirma ser objeto de una \"trampa\"
Play
Cervera niega el chantaje al expresidente de Caja Navarra

El exdiputado del Partido Popular Santiago Cervera ha negado ser el autor del presunto chantaje al expresidente de Caja Navarra José Antonio Asiáin y ha afirmado que ha sido objeto de "una trampa", reiterando así la posición que ha venido manteniendo desde que fuera detenido y procesado por estos hechos.

Cervera ha afirmado, en el inicio del juicio contra él por el presunto chantaje, que él no escribió ni envió el correo electrónico que recibió José Antonio Asiáin, al que se le exigía el pago de 25.000 euros para evitar que se hiciera pública información en la que se le acusaba de haber facturado importantes cantidades de Caja Navarra por su actividad en su despacho de abogado.

Asiáin denunció los hechos ante la Guardia Civil. Se preparó un dispositivo de vigilancia para localizar a la persona que acudiera a recoger el dinero y acudió Santiago Cervera, que resultó detenido.

El exdiputado ha argumentado que recibió un correo en el que se le ofrecía información sobre Caja Navarra, lo que despertó su "interés", porque estaba "comprometido e implicado con lo que estaba pasando en Caja Navarra". "Yo iba a recoger una información y no me podía imaginar que detrás estaba todo este asunto", ha asegurado.

Durante su declaración, Santiago Cervera se ha acogido a su derecho de no contestar a las preguntas de la acusación particular.

A preguntas del fiscal, el exdiputado ha relatado que no era la primera vez que se le ofrecía información "valiosa" de Caja Navarra.

Además, en esta ocasión la entidad de ahorro "estaba en un proceso terminal", había "mucho movimiento interno" e incluso se había filtrado poco antes la actuación de un exdirectivo en un presunto blanqueo de dinero que tuvo que dimitir como consejero del Gobierno de Navarra.

"Yo ponía en conexión lo que había ocurrido con lo que se me ofrecía, de gente que estaba filtrando cosas por la situación terminal de la entidad", ha dicho para explicar por qué hizo caso del correo, antes de asegurar que no tenía "ninguna necesidad imperiosa de dinero".

También ha precisado que fue varias veces al lugar que se le indicaba en el correo para comprobar si estaba el sobre en la rendija indicada, pero porque estaba muy cerca de su "tránsito habitual". "Si hubiera sido en Tajonar, no hubiera ido", ha afirmado.

"Por mi manera de ser no quería compartirlo"

Cervera ha precisado igualmente que no pensó en enviar a nadie en su lugar. "Por mi manera de ser no quería compartirlo", ha señalado tras comentar que "quería que se conociera lo que estaba pasando" en Caja Navarra, pero con "un manejo personal de la información".

El acusado ha afirmado que tuvo noticia del correo que presuntamente recibió Asiáin tras ser detenido porque se lo contó el juez instructor. "Daba por hecho que iba a por una información, no me imaginaba esto. Luego vi que ha sido una trampa", ha sostenido.

También ha señalado que conocía a Asián de antes, pero que mantenía una "tirantez" porque "le atribuía a él lo que pasaba en Caja Navarra". "Era una figura clave en lo que ocurría, pero no teníamos relación personal", ha dicho para reconocer incluso que "había animadversión hacia mi persona".

En su declaración, el exdiputado ha contado además que, al dimitir de su escaño, devolvió sus dispositivos informáticos "en el estado original", tal y como establecía las normas, pero ha afirmado que no se borraron los archivos.

"Entregué todos los dispositivos y colaboré de forma absoluta con la justicia", ha agregado Cervera, a preguntas de su defensa, ante la que ha explicado que dimitió por dos razones. "Por la honorabilidad y la apariencia de honorabilidad de una persona con esa representación, una razón de orden ético, y porque sería más rápida la investigación al ser de forma ordinaria".

Respecto a su detención, ha confesado que, cuando vio a la Guardia Civil, se le cayó "el mundo encima". "Nunca pensé estar en esa situación", ha señalado para comentar además que posteriormente tuvo contacto con Asiáin "para valorar lo ocurrido". "El perjudicado había sido yo, pero también podía ser él, no para que retirara la denuncia", ha precisado.

En sus conclusiones provisionales, el Ministerio Fiscal y la defensa solicitan la absolución. El fiscal considera que no se ha podido concretar la identidad del autor del correo electrónico que recibió José Antonio Asiáin en el que le solicitaban la entrega de 25.000 euros.

Por su parte, la acusación particular, ejercida por el expresidente de Caja Navarra, pide una pena de 14 meses de prisión para Cervera por un delito de amenazas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook