17 de junio de 2015
17.06.2015
Audiencia de Alicante

El medallista olímpico Kiko Sánchez, condenado a prisión

El ex compañero de equipo del Rey Felipe VI y ex edil ha sido condenado por cohecho, prevaricación y falsedad

17.06.2015 | 23:22
Francisco Sánchez Luna deberá cumplir 2,9 años de cárcel.

La Audiencia de Alicante dicta la primera condena por corrupción contra un ex concejal del Ayuntamiento de Alicante. La sala le impone 2,9 años que, una vez sea firme la sentencia, obligaría al regatista olímpico a ingresar en prisión. El hermano del ex regidor es el único absuelto de los seis acusados

La Audiencia ha condenado a penas que suman dos años y nueve meses de prisión al ex concejal del Ayuntamiento de Alicante y ex regatista y medallista olímpico en Barcelona '92, Francisco Sánchez Luna, por el llamado caso de los telecentros, según el fallo al que ayer tuvo acceso este diario. Se trata de la primera condena a un edil del Ayuntamiento de Alicante por un delito de corrupción y, en caso de que la sentencia fuera firme, el ex regidor de Modernización Urbana tendría que ingresar en prisión.

La sala considera que Sánchez Luna, que fue compañero de equipo del Rey Felipe VI, cometió un delito de cohecho y otro continuado de prevaricación en concurso con otro de falsedad documental, pero le absuelve de malversación de caudales públicos. Solamente, Jacobo Sánchez Luna, hermano del ex edil, ha quedado absuelto de los hechos al no considerarse probado que tuviera relacióncon la trama. Otras cuatro personas que se sentaron en el banquillo con él han sido también condenadas.

La sentencia de la Sección Décima de la Audiencia considera probado que existió un acuerdo previo entre Kiko Sánchez Luna, su asesor Santiago Colomo y Juan Carlos Eslava para adjudicar a este último el contrato menor por los trabajos del diseño e imagen de los doce telecentros que se iban a ubicar en distintas zonas de la ciudad y cuyo objetivo era acercar al ciudadano el uso de las nuevas tecnologías.

La ejecución de los trabajos se encargó a una empresa ligada al ex concejal, Información y Sistema de Datos. Kiko Sánchez había sido apoderado y su hermano Jacobo, era el administrador y Eslava el apoderado actual. Sobre el papel, ante el Ayuntamiento el adjudicatario oficial era Rótulos CTM que debía pagar el 50% del precio acordado con la concejalía, un sistema que pactó Eslava con Juan Antonio García Egea.

"Las cantidades pagadas por el Ayuntamiento de Alicante ascendían a 19.750 euros sin IVA, lo que excedió en 2.500 euros el presupuesto inicial, cantidad que no obedece a concepto alguno", dice el fallo. Según los jueces, "esta cantidad de 2.500 euros es lo que constituye el objeto del cohecho como dádiva o cantidad que obtendrían los acusados por propiciar y favorecer de forma indirecta" a la mercantil del ex edil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine