25 de mayo de 2017
25.05.2017
Yihadismo

Uno de los yihadistas arrestados en Madrid consultaba vídeotutoriales para fabricar bombas

El juez manda a prisión a los dos detenidos este martes por los indicios de que pretendían atentar

25.05.2017 | 17:08

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha enviado a prisión a los dos marroquíes detenidos el martes en Madrid, uno de los cuales podría estar preparándose para cometer atentados dadas sus asiduas consultas de tutoriales dirigidos a seguidores del Estado Islámico sobre la fabricación de artefactos explosivos caseros.

Las investigaciones revelaron "la existencia de un total de unos cien focos virtuales especializados en terrorismo yihadista", a los que seguía este detenido, muchos de ellos dirigidos a residentes en países considerados por Estado Islámico como enemigos para hacerles susceptibles de cometer atentados como combatientes "inghimasi", "siguiendo el modus operandi de las últimas acciones llevadas a cabo en Reino Unido, Francia o Alemania", afirma Andreu en el auto.

Este detenido, susceptible de cometer atentados suicidas, es Abdessamad Ghailani Hassani, de 43 años, al que el juez, a instancias de la fiscal Dolores Delgado, ha enviado a prisión por integración en organización terrorista, adoctrinamiento y adiestramiento para la comisión de delitos de terrorismo y enaltecimiento del terrorismo.

Del otro detenido, Zouhair Terrach, de 22 años, que va a prisión por delito de adoctrinamiento terrorista, a la Policía también le alertó que estuviese tratando de sacarse la licencia para conducir camiones.

A este respecto, durante su declaración ante el juez ha alegado que trabajaba como transportista en una frutería y que quería conducir camiones porque le "hacía ilusión", han informado a Efe fuentes jurídicas.

En el auto de prisión de Abdessamad Ghailani, Andreu asegura que existen indicios de que se habría estado preparando para cometer acciones violentas a instancias de órdenes recibidas desde plataformas virtuales.

Esto se desprende de sus asiduas consultas de páginas repletas de tutoriales dirigidos a formar a las personas seguidoras del Estado Isámico en la fabricación de artefactos con métodos rudimentarios.

El magistrado explica que visitaba con mucha frecuencia páginas-perfil de Facebook que abordaban la temática del terrorismo yihadista desde una perspectiva no sólo ideológica sino también operativa.

"En dichas páginas se explicaba paso a paso cuáles eran los materiales y procedimientos que debían seguirse para fabricar artefactos explosivos a partir de materiales usualmente localizables en establecimientos de acceso común al público".

En este sentido, el juez destaca varios vídeos en los que se mostraba cómo fabricar dispositivos a partir de una sustancia muy conocida para el abono y de fácil adquisición en establecimientos dedicados a la jardinería.

Del otro detenido, el juez explica que asimismo era seguidor de una serie de páginas de contenidos yihadistas radicales que también visitaba el otro detenido, con quien mantenía contactos por teléfono y WhatsApp.

Los investigadores creen que los dos constituían una "célula terrorista especializada en realizar la yihad electrónica", que consiste en difundir masivamente material audiovisual orientado a la multicaptación de adeptos para la organización terrorista Dáesh.

Ambos, según informó el Ministerio del Interior, "se encontraban en un avanzado y peligroso proceso de radicalización que les llevaba a visionar de forma reiterada material apto para el autoadiestramiento lo que les capacitaría para convertirse en combatientes 'inghimasi'".

Los "inghimasi" son personas preparadas para cometer atentados terroristas en suelo europeo "siguiendo el modus operandi ya utilizados en ciudades de Reino Unido, Alemania, Bélgica o Francia, mediante la comisión de acciones suicidas o la confección de artefactos explosivos caseros".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine