01 de diciembre de 2017
01.12.2017
Declaración en el Supremo

La Fiscalía pide que los exconsejeros y ´los Jordis´ sigan en prisión

Los exmiembros del Govern han aceptado la aplicación del 155 - El juez no decidirá hasta el lunes

01.12.2017 | 08:28
La Fiscalía pide que los exconsejeros y ´los Jordis´ sigan en prisión

La Fiscalía ante el Supremo ha pedido al juez Pablo Llarena, que investiga el 'procés' hacia la declaración de independencia, que mantenga la medida de prisión preventiva para los diez imputados que han comparecido hoy ante el magistrado para pedir salir en libertad.

Consuelo Madrigal, exfiscal del Estado, y Jaime Moreno, fiscal de Sala, ha sido los miembros del ministerio público que han asistido hoy a las comparecencias ante el Supremo del exvicepresident Oriol Junqueras y de otros siete exconsejeros, además de los líderes independentistas Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

Las declaraciones han transcurrido a lo largo de casi de cuatro horas y el juez Pablo Llarena, que les citó a petición de los comparecientes para escuchar sus argumentos a favor de que se acuerde el fin de su situación de prisión preventiva, les ha informado de que decidirá sobre el asunto el próximo lunes.

Después de las declaraciones el magistrado ha consultado a las acusaciones sobre si consideran que debe cambiarse la situación personal de los imputados.

En una nota hecha pública el Ministerio Público ha informado de que "tras las comparecencias celebradas hoy, la Fiscalía del Tribunal Supremo ha solicitado, ante la gravedad de los hechos investigados, el mantenimiento de las medidas cautelares para los diez comparecientes".

"La Fiscalía en su informe ha individualizado provisionalmente las responsabilidades de cada uno. En todo caso, considera que en estos momentos persisten los riesgos de fuga y de reiteración delictiva", dice también la nota.

La acusación ejercida por el partido Vox también se ha opuesto a cambiar la prisión preventiva por otro tipo de medida cautelar.

Llarena ha terminado pasadas las 13.30 horas de tomar declaración a los ocho exmiembros del gobierno catalán y 'los Jordis', todos ellos investigados en el Tribunal Supremo por el proceso de independencia.

Salida de los exconsejeros de la cárcel de Estremera. Vídeo: ATLAS

La que más se ha extendido en su declaración ha sido Meritxell Borrás, la única de los encarcelados que no es candidata a las elecciones autonómicas del próximo 21 de diciembre. Le ha seguido Josep Rull y tras un receso de unos 15 minutos, ha llegado el turno de Jordi Turull y los conocidos como los 'Jordis'.

Todos ellos han pedido a Llarena su excarcelación y para ello han prometido respetar a partir de ahora el marco constitucional y han aceptado la aplicación en Cataluña del artículo 155 de la Constitución porque si fuera de otro modo, no se presentarían a las elecciones del 21 de diciembre.

Los investigados no han dicho expresamente que acatan el 155, sino que aceptan su aplicación. "Desde el momento en que todos los miembros del Govern han decidido concurrir a unas elecciones, es obvio que se está aceptando la situación creada por la aplicación", ha explicado Jordi Pina, el abogado de los exconsejeros Josep Rull y Jordi Turull y de Jordi Sánchez.

"Desde el momento en que uno acepta concurrir a unas elecciones es de sentido común, que estás aceptando ese artículo porque si no, no irías a las y te mantendrías en tu cargo contra viento y marea", ha remarcado.

Y los imputados han añadido, según Pina, que aunque no han mencionado expresamente su renuncia a las vías unilaterales, "es voluntad de todos" los exmiembros del Govern que se presentan a las elecciones que, si son elegidos, "actuarán dentro de los márgenes constitucionales y dentro de la legalidad vigente".

Según fuentes presentes en las declaraciones, todos los investigados han abogado reiteradamente por el consenso de ahora en adelante y, en concreto, Raül Romeva ha apelado a la 'vía escocesa', es decir, un referéndum pactado con el Estado, para lograr sus fines, que todos han reconocido que es la independencia de Cataluña.

Para la Fiscalía y la acusación popular que ejerce el partido Vox, los argumentos aportados por los imputados no evitan que siga existiendo riesgo de fuga y de reiteración delictiva, por lo que han solicitado, ante la gravedad de los hechos investigados, el mantenimiento de la prisión provisional para todos.

Según fuentes consultadas, el Ministerio Público, en concreto, considera que ha quedado acreditado que existe una hoja de ruta y que no se trata de hechos aislados, sino que han integrado una organización y que continúan teniendo mucho poder e influencia. Además, el abogado de Vox, Javier Ortega, cree que también continúa habiendo riesgo de destrucción o alteración de pruebas.

Tanto Junqueras como Romeva se han limitado a contestar a su abogado y han declinado responder a las preguntas que les han hecho los fiscales Consuelo Madrigal y Jaime Moreno y los representantes de Vox.

A continuación han pasado ante el juez los exconsejeros republicanos Carles Mundó y Dolors Bassa, así como el exresponsable de Interior de la Generalitat Joaquim Forn, del PDeCAT, quienes sí han optado por contestar a la Fiscalía.

Las cinco primeras comparecencias han sido relativamente cortas: mientras que Junqueras ha estado declarando unos 20 minutos, el resto no han pasado de diez minutos, aproximadamente. La diferencia ha llegado con la sexta investigada, la exconsejera de Gobernación Meritxell Borrás, quien ha estado ante el juez algo más de una hora. Borrás es la única de los encarcelados que no va en las listas electorales del 21 de diciembre.

De hecho, las fuentes consultadas han indicado que Borrás ha reconocido ante el juez que durante todo el proceso independentista se han cometido errores e ilegalidades y ha confirmado que ya no quiere seguir en política.

La comparecencia de los siguientes exconsejeros en declarar, Josep Rull y Jordi Turull, no ha durado más de 20 minutos y han respondido tanto a su abogado como a las acusaciones pública y popular. Jordi Cuixart y Jordi Sánchez han sido los últimos en comparecer y no han estado tampoco mucho tiempo: la diferencia con los demás es que ellos se han negado a responder a Vox y los fiscales han optado por no hacerles preguntas.

Llarena había citado para este viernes a los exmiembros del gobierno catalán (investigados por los delitos de sedición, rebelión y malversación) y a los líderes soberanistas (a quienes se les imputa sedición) a petición de los propios investigados y tras acumular todas las causas judiciales derivadas del 'procés'.

Los Jordis cumplen prisión preventiva desde el pasado 16 de octubre, mientras que los exmiembros del Govern se encuentran cumpliendo esta medida desde el pasado 2 de noviembre, días después de producirse la declaración unilateral de independencia (DUI) de Cataluña.

Todo preparado para pagar las posibles fianzas

Por otra parte, los abogados de los exconsejeros y los 'Jordis' tienen "todo preparado para hacer efectiva la fianza" que podría imponerles el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena para dejarles en libertad, según han confirmado la diputada de ERC Esther Capella y el vicepresidente de Omnium Cultural, Marcel Mauri.

Todo preparado para pagar las fianzas. Vídeo: ATLAS

Ambos se han concentrado este viernes, junto a varias decenas de familiares y cargos públicos independentistas, en la puerta del Supremo con la esperanza -han dicho- de que el juez Llanera "haga justicia" y ponga en libertad bajo fianza a los investigados.

"Desde ERC esperamos que se haga justicia porque las personas que están encarceladas no deberían estar en prisión, porque son acusados de unos delitos inexistentes", ha defendido Capella.

Tras confirmar que "está todo previsto para poder hacer efectivas las fianzas que se acuerden", la representante de ERC ha dicho que espera que sea una "fianza proporcional".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine