03 de mayo de 2018
03.05.2018
Cataluña

El Gobierno recurrirá la ley catalana que pretende investir a distancia a Puigdemont

El Parlament de Cataluña celebra este viernes un pleno para aprobar la investidura a distancia

03.05.2018 | 19:10
Roger Torrent, presidente del Parlament de Cataluña.

¿Qué puede pasar ahora?

  • El Parlament celebrará este viernes el debate final y la votación de la reforma de la Ley de la Presidencia que impulsa JxCat para poder hacer investiduras a distancia, es decir, sin que el candidato esté presencialmente en la Cámara. JxCat ha ideado esta reforma con el objetivo de investir al expresidente Carles Puigdemont.
  • La norma saldrá adelante con toda probabilidad con los 70 votos que tienen en la Cámara JxCat, ERC y la CUP, que serán suficientes para derrotar a los 65 votos del resto de partidos del hemiciclo que rechazan la normativa: Cs, PSC, Comuns y el PP.
  • Una vez aprobada la ley, se abrirán dos incógnitas: si el Gobierno central procede a impugnarla ante el Tribunal Constitucional, y si JxCat realmente da el paso de proponer a Carles Puigdemont para una próxima sesión de investidura.
  • Apostar por Puigdemont pondría en riesgo a los miembros de la Mesa del Parlament, ya que si lo proponen incurrirían en desobediencia al Alto Tribunal, que recientemente suspendió la candidatura de Puigdemont a la Presidencia de la Generalitat.

Los servicios jurídicos del Estado tienen ya preparado el recurso contra la reforma de la Ley de Presidencia de la Generalitat de Cataluña para presentarlo si finalmente se debate, después de que la Junta de Portavoces del Parlament haya rechazado retirar la propuesta del orden del día del pleno de hoy y mañana.

Según han confirmado hoy fuentes del Gobierno, el recurso está listo para presentarlo en el momento en el que se proceda al debate de esta reforma, pensada para poder investir a distancia a Carles Puigdemont.

Las fuentes del Gobierno han recordado que el Tribunal Constitucional ya advirtió a los responsables de la Cámara autonómica catalana de la obligación de respetar las resoluciones del alto tribunal.

JxCat, ERC y la CUP han hecho valer esta mañana su mayoría en la Junta de Portavoces del Parlament para tumbar una petición de Ciudadanos que solicitaba la retirada de ese punto del orden del día, que está previsto que se vote este viernes.

Cs había pedido la retirada después de que el Consejo de Garantías Estatutarias dictaminara por unanimidad que la investidura a distancia del president no encaja en el marco de la Constitución y el Estatut.

Tras ese informe, JxCat ha presentado tres enmiendas a su reforma, entre ellas una nueva disposición adicional en la que se plantea iniciar en el plazo de un mes "las modificaciones del reglamento" de la Cámara catalana "necesarias" para "cumplir los requerimientos establecidos por esta ley", para posibilitar una investidura a distancia del president.


22 de mayo, fecha límite


Incluso aunque se vote este viernes, el anunciado recurso del Gobierno y los plazos que marca la propia reforma para su plena ejecución hacen difícilmente viable una investidura de Puigdemont antes de que finalice el plazo del 22 de mayo, cuando se procedería a la disolución del Parlamento y a la convocatoria automática de elecciones.

El Parlament celebrará este viernes el debate final y la votación de la reforma de la Ley de la Presidencia que impulsa JxCat para poder hacer investiduras a distancia, es decir, sin que el candidato esté presencialmente en la Cámara.

El grupo mantiene la incógnita de qué pasos dará cuando esté aprobada la ley, aunque el diputado Albert Batet ha resumido así este jueves la posición de JxCat sobre un candidato: "Puigdemont o el que diga Puigdemont".

La portavoz de JxCat, Elsa Artadi, podría ser la candidata propuesta por Puigdemont. EFE

La norma saldrá adelante con toda probabilidad con los 70 votos que tienen en la Cámara JxCat, ERC y la CUP, que serán suficientes para derrotar a los 65 votos del resto de partidos del hemiciclo que rechazan la normativa: Cs, PSC, comuns y el PP.

Con la ley aprobada el viernes, el sábado Puigdemont ha convocado una reunión en Berlín con los diputados de JxCat, donde se espera que dé algunas pistas sobre cómo desencallar la legislatura: el plazo límite para votar un presidente es el 22 de mayo, si no se repetirán las elecciones.

En las últimas 48 horas ha recobrado fuerza la posibilidad de que Puigdemont sitúe a Artadi como candidata a la Presidencia, para que sea presidenta de forma provisional mientras se aclara su situación judicial en Alemania.

Si este miércoles Artadi recibió el aval del presidente de JxCat en el Parlament, Jordi Sànchez, y de ERC --que le garantizó sus votos--, este jueves ha cosechado el de la presidenta del PDeCAT, Neus Munté, y el del vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook