24 de mayo de 2018
24.05.2018
Operación Erial

El patrimonio de Zaplana: piso en Madrid y chalé en Benidorm

La compra sin préstamo de una vivienda en una zona céntrica de Madrid habría precipitado la actuación de la Guardia Civil

24.05.2018 | 18:06
De izquierda a derecha, el inmueble de Valencia donde reside en un piso alquilado, el edificio de la calle Monte Esquinza de Madrid, y el chalé de Benidorm.

Una de las claves de la investigación sobre los presuntos delitos de corrupción de Eduardo Zaplana está en el piso de Madrid que el expresidente de la Generalitat y su esposa, Rosa Barceló, adquirieron el pasado 22 de marzo. La compra sin préstamo de esta vivienda de casi 300 metros cuadrados en una zona céntrica de Madrid (muy cerca de la sede del PP en la calle Génova) habría precipitado la actuación de la Guardia Civil.

La procedencia de los fondos utilizados para la adquisición es así una de las derivadas de la investigación. Ante las sospechas de que hubiera utilizado dinero aflorado de paraísos fiscales y obtenido previamente de comisiones, fuentes del entorno del expresidente de la Generalitat alegaban ayer que este habría pagado la última vivienda con el capital logrado de la venta de la que era la vivienda familiar en Madrid desde su etapa como ministro de José María Aznar.

Se trata del famoso piso de 530 metros cuadrados en el Paseo de la Castellana que habría tenido hasta principios de este año, según las citadas fuentes, y que compró en 2002 con un crédito de la CAM en situación ventajosa, como destapó este diario entonces. La caja estaba controlada en sus puestos principales por personas afines al PP. En 2011, tras ser intervenida durante la crisis financiera, fue vendida a Banco Sabadell por un euro. Adicae y otros expertos denunciaron que el tipo de interés del préstamo hipotecario de 1,62 millones de euros ofrecido al expresidente era inferior al de mercado.

Esta habría sido la casa familiar en la capital hasta hace pocos meses. También figuraba en el pasado como sede de Decuria Consulting, la firma que Zaplana constituyó en 2008 tras dejar la política activa y fichar por Telefónica.

El exministro y su cónyuge adquirieron hace dos meses un piso en la calle Monte Esquinza de Madrid, cerca de la calle Génova y de la Castellana. Como curiosidad, en esa misma vía vivió y murió un ilustre alicantino, Carlos Arniches. La vivienda no pudo ser registrada por los agentes al estar en obras.

La casa sería el principal patrimonio inmobiliario de Zaplana junto con el chalé con piscina que posee en la Cala de Benidorm y que fue adquirido tras dejar el Gobierno, según fuentes consultadas: antes compartía otro chale con la hija del senador Miguel Barceló. El inmueble de la Cala fue objeto de un registro también la tarde del martes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook