16 de septiembre de 2018
16.09.2018
La Opinión de Málaga
Entrevista

Sánchez convocará elecciones cuando "prime el conflicto" con sus socios

No lo hará si su Ejecutivo sigue sacando adelante "leyes buenas para la mayoría social" con respaldo

16.09.2018 | 23:03
Sánchez convocará elecciones cuando "prime el conflicto" con sus socios
Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha descartado que pueda haber elecciones generales este mismo año -"si he aprendido algo es a atarnos los dedos lo justo", ha dicho- y ha explicado que las convocará cuando "prime el conflicto sobre el acuerdo" con los grupos que le apoyaron en la moción de censura.

"En el momento en que prime el conflicto, la discrepancia y no el acuerdo con Unidos Podemos, los independentistas y el PNV tendremos que convocar elecciones", ha afirmado Sánchez en una entrevista en la Sexta.

Recién cumplidos los cien primeros días de su Gobierno, el presidente ha señalado que no ve motivo para convocar elecciones, si su Ejecutivo "antepone el diálogo al conflicto" y sigue sacando adelante leyes buenas para la mayoría social" con el respaldo de una parlamentaria.

Ha argumentado que, cuando dijo en la moción de censura contra Mariano Rajoy que su intención era formar gobierno para llamar a las urnas cuanto antes, lo hacía porque "tendía la mano" a Cs, pero que al ver que el partido de Albert Rivera no estaba dispuesto a apoyar la moción, habló con Unidos Podemos, ERC, PDeCAT y PNV, que le apoyaron y que hoy en día forman una "mayoría parlamentaria que no quiere elecciones, sino anteponer el diálogo y el encuentro al conflicto".

Con esos mismos grupos que le apoyaron en la moción, Sánchez ha dicho que le "gustaría" aprobar también los Presupuestos Generales del Estado para 2019.

En esa línea, ha insistido en que su Ejecutivo "durará lo que dure la acción de gobierno" y no ha querido descartar un adelante electoral imprevisto: "Si he aprendido algo es a atarnos los dedos lo justo, sobre todo si hablamos de una convocatoria electoral".


Disfuncionalidades


El presidente ha negado que su Ejecutivo esté protagonizando diversas rectificaciones en sus primeros cien días y ha asegurado que lo que existe es "ruido".

Sánchez, ha subrayado que lo único que puede achacarse a su Gobierno es alguna "disfuncionalidad", como en el caso del impuesto al diesel, pero eso subraya que no es una rectificación.

Sánchez en su entrevista con Ana Pastor.

Además, ha recalcado que hay que tener presente que cuenta con 84 diputados y, por tanto, no es posible llevar a cabo algunas de sus pretensiones como la derogación de la reforma laboral.

Pero sí ve posible adoptar algunas decisiones para eliminar los aspectos más lesivos de leyes como esa.

"Rectificaciones no hay, lo que puede haber es ruido", ha insistido.


Las bombas, de un contrato anterior


Respecto al anuncio de cancelación de la venta de bombas a Arabia Saudí y que finalmente se ha mantenido, ha destacado que era un contrato del anterior Gobierno y lo único que va a hacer el suyo es entregar los proyectiles.

Ha explicado que cuando la ministra de Defensa, Margarita Robles, toma la decisión de paralizar la entrega de las bombas a Arabia Saudí no ve el impacto que puede tener en la relación comercial con este país.

Este es un asunto que ha dicho que afecta a la Presidencia del Gobierno y, por eso, él decidió priorizar y mantener esa relación al tiempo que no se ponían en riesgo los puestos de trabajo en los astilleros de Navantia en la bahía de Cádiz.

Pero rechaza también que pueda interpretarse como una desautorización de la ministra y resalta que es un asunto "muy delicado".

Al preguntarle si puede garantizar que las bombas no se utilizarán para matar a yemeníes, ha subrayado que son de alta precisión, pero que para no haya ninguna equivocación, lo mejor sería que no se utilizaran.

Pedro Sánchez ha negado que su Gobierno haya protagonizado devoluciones en caliente de inmigrantes y ha asegurado que en todo momento se ha respetado escrupulosamente la legalidad.

Sí ha admitido que el Gobierno puede haber cometido errores en el proceso inicial para la reforma de RTVE, pero ha resaltado que se logró el objetivo de desbloquear la situación.

Sánchez ha expresado su confianza en que la exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos se haga efectiva antes de fin de año y ha reiterado que no cree que este lugar pueda tener una resignificación y, por tanto, él es partidario de que se convierta en un cementerio civil.

En materia económica, el presidente del Gobierno ha destacado el plan de choque contra el desempleo juvenil que pretende poner en marcha antes de fin de año y ha considerado "perfectamente compatible" sus acuerdos con Podemos con el cumplimiento de los compromisos con Bruselas.

Además, ha garantizado que los presupuestos del próximo año garantizarán el poder adquisitivo de los pensionistas porque la subida se ligará al IPC, y ha dicho que le gustaría aprobarlos con el apoyo de los mismos partidos que respaldaron la moción de censura con la que accedió a la Moncloa.

Independentistas

Por otro lado, Sánchez, ha evitado pronunciarse sobre la conveniencia o no de que los dirigentes independentistas permanezcan en prisión porque cree que no debe hacerlo como jefe del Ejecutivo y por respeto a la autonomía del poder judicial.

"Tengo una opinión, pero yo soy presidente del Gobierno y no puedo hacer una afirmación sobre esa cuestión. Me lo he autoimpuesto porque siempre he querido respetar y mucho la autonomía del poder judicial", ha señalado antes de asegurar: "Yo voy a defender siempre a los jueces".

Para él, algunos de sus ministros han hecho una valoración política sobre ese asunto, pero él ha dicho que, como presidente, tiene que ser "mucho más escrupuloso".

Sánchez ha vuelto a defender la vía del diálogo con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y ha dicho que él ha dado un paso al frente proponiendo que esta crisis política tendrá que resolverse con una votación, en referencia a su propuesta de una posible reforma del Estatut.

Pero a su vez ha pedido "autocrítica" a los independentistas para que no sigan sin atender a la mayoría de catalanes que no apuestan por sus tesis.

"Torra lo que tiene que hacer es abrir un diálogo entre catalanes", ha insistido Sánchez, quien ha vuelto a negar que hubiera una rectificación respecto a la defensa del juez Pablo Llarena en Bruselas ante la demanda que le planteó el expresident Carles Puigdemont.

Sólo admite que hubo una "reflexión" tras la que se concluyó que era imposible separar el ámbito público y privado del juez porque se trata de una cuestión de Estado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook