13 de noviembre de 2018
13.11.2018
La Opinión de Málaga
Cataluña

Artur Mas promete "no desfallecer" pese al "intento de destrucción personal"

El expresident recurrirá la sentencia que le condena a pagar cinco millones de euros por el 9-N

13.11.2018 | 13:19
Artur Mas promete "no desfallecer" pese al "intento de destrucción personal"
Artur Mas promete "no desfallecer" pese al "intento de destrucción personal"

El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha prometido este martes que "no desfallecerá" pese a los "intentos de destrucción personal", tras la condena del que ha rebautizado como "tribunal de ajuste de cuentas" sobre el 9N, una sentencia que ha admitido que "hace daño" pero no les da "miedo".

Mas ha comparecido en los jardines del Palau Robert, flanqueado por los exconsellers Joana Ortega, Francesc Homs e Irene Rigau, además de otros condenados por el Tribunal de Cuentas a devolver casi cinco millones de euros gastados por la Generalitat en la consulta soberanista del 9N de 2014.

Los condenados, ha recalcado Mas, no solo recurrirán la sentencia, sino que afrontan esta situación con "entereza, serenidad, firmeza y convicción", y no con "resignación ni desfallecimiento": "Si alguien piensa que haciéndonos daño de esta manera nos desmoralizaremos o nos hundiremos, van muy equivocados", ha advertido.

"Nos hacen daño, pero no nos dan miedo", ha advertido el expresident, que ha afirmado que su "gran pecado" fue actuar "en consecuencia y con coherencia" con lo que los catalanes habían votado en las elecciones y "tirar hacia adelante".

Así, arropado también por Eduard Pujol y Eusebi Campdepedrós en representación de JxCat, ha asegurado que, pese a las consecuencias sufridas, volvería a convocar una votación como la del 9N, porque el Govern que lideraba actuó "con convicción, coherencia y sentido democrático", convencido de que hacía "un buen servicio a la democracia y a Cataluña".

Mas ha tildado la condena de "aberración, incluso bodrio", un "abuso total de las normas" que el Tribunal de Cuentas se ha "saltado a la torera", pues se ha limitado, a su juicio, a seguir "los dictados que se hicieron" desde el Ejecutivo del PP. Se ha preguntado, en este sentido, "qué se podía esperar" cuando la magistrada que ha redactado la sentencia ha sido Margarita Mariscal de Gante, ministra de Justicia en el primer Gobierno de José María Aznar.

Ha sostenido que un proceso como el independentista tiene "daños colaterales" -entre los que ha citado esta condena o la prisión de los líderes independentistas- que son "intentos claros de destrucción personal, intentos de represión y de persecución, es decir, de venganza". Pero "por muchos avisos a navegantes que haya", el "movimiento soberanista" no se "diluirá", ha indicado.

Mas ha afirmado que el apoyo mostrado de forma personal por el actual presidente catalán, Quim Torra, y el también expresident Carles Puigdemont, así como el de las entidades independentistas hace que el "daño" causado sea "menor" y las "ganas de seguir luchando, más grandes".

El expresident ha recordado, asimismo, que la Generalitat, "la teórica perjudicada por estas irregularidades", no reclama a los condenados "ni un solo euro", de la misma forma que el Poder Judicial no movió "ni un solo dedo" para impedir que la consulta del 9N se llevara a cabo.

Mas ha defendido que, convocando estas votaciones, el Govern "puso la cara por muchos" ciudadanos, incluidos los que no son independentistas, pues lo que buscaba el Ejecutivo era que la gente "fuera consultada".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook