23 de noviembre de 2018
23.11.2018
Negociaciones

Sánchez mantiene su veto al Brexit por Gibraltar y pone en duda la cumbre del domingo

El presidente insiste en que todo acuerdo sobre la relación futura con El Peñón tenga el aval de España

23.11.2018 | 14:27

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este viernes que mantiene su veto sobre el acuerdo del Brexit por falta de garantías sobre Gibraltar y ha opinado que, a menos que se alcance un consenso, lo más probable es que no se celebre el Consejo Europeo previsto para el domingo.

"Si no hay acuerdo, lo que va a ocurrir es que el Consejo Europeo muy probablemente no se celebre, es evidente", ha dicho Sánchez durante una rueda de prensa en la residencia del embajador español en La Habana, en el tramo final de su visita oficial a la isla en la que, sin embargo, él y su equipo han tenido que seguir también de cerca las negociaciones en Bruselas.

"Las garantías aún no son suficientes, y por tanto España mantiene el veto al acuerdo", ha insistido el jefe del Ejecutivo. Fuentes del Gobierno habían avanzado poco antes que consideraban insuficiente la última propuesta de Reino Unido en la que Londres se comprometía a reconocer que ningún acuerdo entre Reino Unido y la UE se aplicará a Gibraltar sin el acuerdo de España.

Sánchez no ha dado más detalles y ha evitado precisar si su Gobierno considera insuficiente el texto de la propuesta británica o si el problema es el instrumento en el que se plasmaría.

España quiere que tanto el Tratado que consagra el acuerdo de salida de Reino Unido de la UE como la declaración política sobre la relación futura dejen claro que ningún acuerdo sobre la relación futura se aplicará a territorio de Gibraltar sin el consentimiento previo de España.

El problema es que eso no aparece en la declaración política sobre la relación futuro y que, en el Tratado sobre la salida, se introdujo a última hora un artículo, el 184, que alude precisamente a la relación futura sin puntualizar que, para que Gibraltar quede incluido, debe ser objeto de una negociación entre Madrid y Londres.

Este viernes, en una reunión de los secretarios de Estado para la UE de los 28 en Bruselas, se ha planteado la posibilidad de que Reino Unido haga una declaración -estaría por ver su valor jurídico-- diciendo que Reino Unido comparte la interpretación del artículo 184 que hagan los Veintisiete. Esa declaración debería ir acompañada de otra, hecha por los Veintisiete.

No obstante, ni el presidente ni sus colaboradores, que regresan esta tarde a Madrid, han querido dar detalles de las negociaciones ni de cuál es el escollo que impide que, a menos de 48 horas de la Cumbre, España pueda dar su visto bueno.
a. Es más, afirman que no ven motivo para que no se conceda la petición española y continúan las negociaciones a todos los niveles.

Una postura "irrenunciable"


En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, mientras tanto, la ministra portavoz, Isabel Celaá, a recalcado también este viernes que su exigencia a la Unión Europea en el acuerdo del Brexit -que cualquier decisión futura sobre Gibraltar deba contar con el visto bueno de España- es "irrenunciable" y confía en que pueda llegar a un acuerdo en el Consejo Europeo del próximo domingo.

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, no ha querido especular sobre si el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, asistirá o no a la cumbre del domingo en caso de que la UE no atienda la petición española pero ha señalado que "ya han sido muchos los países que han dicho que, de acudir, acudirían a un encuentro en el que estuvieran las cosas acordadas".

Mientras, la primera ministra británica, Theresa May, ha insistido en que su Gobierno "no ha cambiado ni cambiará" su postura sobre Gibraltar y ha dicho que, en las conversaciones con la UE, ha negociado por toda "la familia del Reino Unido", en alusión a las regiones británicas y los territorios dependientes, incluido el Peñón.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la portavoz del Ejecutivo ha hecho hincapié en que "no hay otra alternativa" para el Gobierno que no sea que la UE atienda su reivindicación respecto a Gibraltar y no ha querido "especular" sobre las fórmulas que se puedan plantear hasta el domingo en las negociaciones.

El Gobierno, ha dicho Celaá, está "claramente decidido" a mantener su posición y confía en que, siendo un país de la UE "que ha sido siempre positivo, constructivo y leal" a sus fines, se atienda y quiere que la UE "se tome más interés por la posición española en el tema de Gibraltar".

"Eso es lo que queremos, que perciba que somos socios de la UE, socios leales de la UE, que lo sabe, y que atienda esta petición de España, que para nosotros no es que sea una petición más sino que es 'la petición' como país", ha aseverado.

El Gobierno mantiene su oposición al Acuerdo y Declaración Política sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea mientras no consiga "claridad suficiente sobre las implicaciones" jurídicas y políticas del artículo 184, que contempla que los asuntos sobre Gibraltar se abordarían entre el Reino Unido y la UE, sin mencionar a España.

El secretario de Estado español para la Unión Europea, Marco Aguiriano, afirmó este viernes que el Reino Unido se ha comprometido a hacer una declaración para expresar que "comparte" la interpretación española sobre Gibraltar, lo que significa que cualquier acuerdo debe contar con el respaldo de Madrid.

"Tenemos una promesa, un compromiso del Gobierno británico, dispuesto, dice, a declarar que la interpretación que vamos a hacer a Veintisiete y con la Comisión del artículo 184 (...) la comparten", afirmó Aguiriano en Bruselas tras una reunión de representantes de los Estados miembros.

Mientras, Celaá ha dicho que el Gobierno ha trabajado "como merecía la cuestión" y que "la prueba" es que llegó a un acuerdo con el Reino Unido sobre Gibraltar plasmado en cuatro memorandos y ha explicado que el escollo ha surgido en las negociaciones futuras.

Críticas de la oposición


El Ejecutivo ha respondido así a las críticas del presidente del PP, Pablo Casado, quien ha anunciado que le apoyará si veta "cualquier acuerdo que sea deshonroso para España", incluso aunque el Ejecutivo lo haga "tarde y mal" y después de haber sido "mentiroso e irresponsable".

Fuentes de la dirección nacional del PP han subrayado su malestar por lo ocurrido en esta negociación después de que Casado hubiese advertido a Sánchez en varias ocasiones de qué podía pasar, y han lamentado también que el presidente no le haya llamado para pedirle su apoyo al veto para informarle de la situación.

La portavoz adjunta de Ciudadanos en el Congreso Melisa Rodríguez, por su parte, ha reprochado a Sánchez que esté más preocupado por "reunirse con una dictadura" en Cuba que por resolver la crisis diplomática que se ha generado sobre Gibraltar.

Rodríguez ha dicho que Cs apoyará a cualquier Ejecutivo que defienda los intereses españoles en el Peñón, sin precisar exactamente si respalda o no la gestión concreta que está llevando a cabo Sánchez.

También el expresidente del Gobierno José María Aznar ha criticado que Pedro Sánchez esté "supuestamente" negociando y amenace con vetar el Brexit desde Cuba, lo que ha calificado "de aurora boreal".

"Las relaciones de #España con #Cuba son prioritarias para nuestro país. Siempre defenderemos el interés de España en todos los foros. Un expresidente del Gobierno debe tener sentido de Estado, no competir como líder de la oposición", le ha contestado Sánchez en Twitter.

La última crítica al Gobierno es la del líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien ha explicado que ha trasladado a Sánchez que para defender a la gente trabajadora del campo de Gibraltar tendrá su apoyo pero "para patriotismos extraños, no".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook