06 de diciembre de 2018
06.12.2018
40 años de la Constitución

Los líderes exhiben sus diferencias sobre el futuro de la Constitución

Sánchez llama a reformarla, Iglesias quiere cambios profundos, Rivera exige consenso y Casado cree que no es el momento

06.12.2018 | 13:37

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este, al cumplirse el 40 aniversario de la Constitución, que abordar su reforma sería la mejor forma de reforzarla.

"Reformarla es reforzarla", ha escrito Sánchez en un mensaje en su cuenta de Twitter en una jornada en la que el Congreso ha albergado el acto conmemorativo de las cuatro décadas del texto constitucional.

El jefe del Ejecutivo recuerda en su tuit que en 1978 el pueblo español votaba sí a la Constitución, y señala que hoy se celebra ese voto afirmativo a un proyecto colectivo de libertad, progreso y democracia.


Tras reiterar su defensa de una reforma como vía para fortalecer la Constitución, considera que las modificaciones necesarias también representan una apuesta "por un cambio de época recuperando aquel espíritu de concordia.

Casado: "Es el mejor muro de contención contra los enemigos de la libertad"


El líder del PP, Pablo Casado, mientras tanto, ha advertido de que su partido utilizará s u "mayoría de bloqueo" en el Congreso y su mayoría absoluta en el Senado para evitar que salga adelante cualquier reforma constitucional que se plantee ahora "más por agenda propia" que por necesidad para España.

A su llegada al Congreso, Casado ha justificado que su partido sea el único que no quiera apoyar una reforma de la carta magna porque en este momento es el "mejor muro de contención contra los enemigos de la libertad".

Y entre dichos enemigos ha incluido al "nacionalismo excluyente" y al "populismo que va contra las libertades públicas".


Casado defiende que la Constitución "es la mejor vacuna contra el radicalismo". Vídeo: Agencia ATLAS.

Casado ha considerado que la Constitución "no sufre la crisis de los 40" y está "viva", como también cree que es "permeable a cualquier modificación necesaria" como se ha demostrado las dos veces que se ha reformado y en cuyo cambio su partido participó.

Pero ha insistido en que es en este momento una "muralla frente a quienes quieren ponerla en riesgo" y por eso considera que el PP, defendiéndola, está haciendo "un gran servicio a España".

Es, ha apostillado, una "vacuna contra el radicalismo, el populismo y el nacionalismo".

Aunque ha dicho estar de acuerdo con "la mayoría de los puntos" de reforma que recomendaba el dictamen de Francisco Rubio Llorente, Casado ha considerado que esos cambios "ahora no son urgentes" y no tendrían el mismo consenso de hace cuarenta años.

Se ha referido así a la sucesión de la Corona, la denominación de las comunidades o cuestiones relativas a la UE así como la disposición transitoria de Navarra, algo que -según ha señalado- comparten los populares.

Pero si se abre el proceso de reforma, ha insistido, acabarían sobre la mesa cuestiones como "l a república, la nación catalana o la ruptura del propio sistema político".

Pablo Casado ha considerado que la Constitución se puede desarrollar legislativamente sin necesidad de reforma.

Iglesias: "La Constitución no puede ser una reliquia"


Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha pedido en el 40 aniversario de la Constitución que España se abra a un debate "muy saludable" que ponga en valor la justicia social y la fraternidad, valores que -ha dicho- representan "mejor" la república frente a las sombras de corrupción y privilegios de la monarquía.


Pablo Iglesias y Alberto Garzón piden modernizar la Constitución en su 40 aniversario. Vídeo: Agencia ATLAs

A su llegada al Congreso, Iglesias ha explicado que los diputados de Unidos Podemos van a mantener una actitud respetuosa y escuchar el discurso del monarca para luego evaluarlo.

Iglesias ha subrayado que la Constitución "no puede ser una reliquia" y que debe modernizarse para convertirse en un "instrumento dinámico que sirva para proteger los derechos de la gente", y que reconstruir el pacto social que "rompieron las élites significa decir república".

Ha reconocido que la Constitución sirvió para algo muy importante que fue garantizar los derechos sociales y ha rendido homenaje a la generación que "se jugó la vida por empujar una España más justa", pero ha asegurado también que hay muchos desafíos pendientes en la lucha contra la desigualdad, el paro, la precariedad, la corrupción, la crisis territorial y la europea.

"Se habla de siete padres y los siete son hombres, nosotros hoy queremos homenajear a todas las mujeres que lucharon contra la dictadura y por traernos un país mejor", ha dicho.

Rivera llama a superar el "guerracivilismo"


Mientras tanto, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha llamado a superar el "guerracivilismo de rojos y azules" para volver a unir a los españoles y ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que vuelva al bloque constitucionalista.


Rivera lamenta que hoy no exista el consenso del 78 para hablar de una reforma de la Constitución. Vídeo: Agencia ATLAs

A su llegada a la sesión solemne que se celebra en el Congreso, Rivera ha reivindicado el "milagro" de la Constitución, que logró convertir a los españoles en ciudadanos "libres e iguales" y que pasaran de ser "enemigos" a "compatriotas".

Eso ha permitido, ha dicho, que España haya disfrutado de cuatro décadas de paz, libertad y bienestar.

Para seguir por este camino, Rivera ha urgido a defenderla, porque no en todos los lugares es fácil hacerlo, ha dicho refiriéndose a Cataluña, donde sus ciudadanos, ha subrayado, han sufrido este último año "un golpe de Estado, un golpe a la Constitución y la han defendido dignamente saliendo a la calle".

Sobre una eventual reforma constitucional, Rivera ha subrayado que en este momento no existe el consenso de 1978 y aprovechado para pedir a Sánchez que se una al PP y a Cs para afrontar esos cambios que necesitaría la Constitución porque juntos suman los dos tercios que se necesitan.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook