19 de diciembre de 2018
19.12.2018
La Opinión de Málaga
Prisión

Dimite el director de Brians I por amenazas de funcionarios

Entre las pintadas aparecidas en el centro contra Josep Font figura una con el mensaje "Font D.E.P"

19.12.2018 | 11:29
Pintada aparecida en un vestuario de la cárcel de Brians.

El director de la cárcel Brians I de Sant Esteves Sesrovires (Barcelona), Josep Font, ha dimitido un año después de asumir el cargo, a raíz de las coacciones y pintadas con amenazas de muerte aparecidas en el centro penitenciario, donde era objeto de una campaña de los funcionarios para exigir su cese.

Según han informado fuentes penitenciarias, Font, que fue el último director de la cárcel Modelo de Barcelona, ha decidido dimitir de su cargo, tras la aparición de las pintadas y mensajes con amenazas directas y después de que, repentinamente, se hayan triplicado las bajas entre los funcionarios del centro.

Font fue nombrado hace quince meses director de Brians I, con el objetivo de adaptar esta cárcel a su nueva función de centro penitenciario de referencia para los presos preventivos de la demarcación de Barcelona, tras el cierre de la cárcel Modelo de Barcelona.

Desde el inicio de su gestión, Josep Font fue objeto de una campaña por parte de representantes sindicales en el centro, que organizaron varias concentraciones ante la cárcel para denunciar que con Font de director se habían disparado las agresiones de presos a funcionarios de justicia.

Entre las pintadas que en los últimos meses han aparecido en el centro contra Font figura una con la frase "Font D.E.P"., en una de las paredes del vestuario de los trabajadores.

En los alrededores de Brians I, se han hallado también cruces con el nombre del director dimitido, así como un muñeco maniatado a una señal de tráfico, bajo un cartel con la sentencia "Font Fuera".

Por su parte, el Departamento de Justicia ha considerado "inadmisibles" las prácticas amenazantes contra Font y ha conminado a los responsables de las mismas a hacer una "reflexión profunda".

Fuentes penitenciarias han señalado que, durante la etapa de Font, se han reducido un 30 % los internamientos en el departamento de régimen cerrado del centro y se ha incrementado el número de cámaras de seguridad, hasta alcanzar la ratio de 0,2 por recluso frente a las 1,2 de, por ejemplo, el centro Puig de les Basses de Figueres (Girona).

Según fuentes penitenciarias, pese a este relevo en la dirección de Brians I, se mantendrán las políticas que se estaban llevando a cabo hasta ahora.

Las amenazas contra el director de Brians 1 están siendo investigadas por la Inspección de Servicios Penitenciarios y los Mossos d'Esquadra.

A petición del Departamento de Justicia, la consellería de Trabajo iniciará una mediación para reconducir la situación, en relación con el conflicto con los funcionarios de prisiones.

En ese sentido, el Departamento de Justicia ha insistido en que defiende la reputación de todos los trabajadores de Servicios Penitenciarios y no permitirá "ninguna mala praxis" que pueda dañarla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook