Los mineros asturianos han comenzado las labores de excavación del túnel horizontal que los debe llevar hasta el pequeño Julen, el niño de Málaga al que se busca desde hace días en la zona de Totalán. Dos mineros descenderán por el túnel -a través de una cesta o cápsula metálica de un metro de anchura y dos y medio de altura, construida expresamente por herreros de Alhaurín de la Torre para el rescate- con intención de practicar con medios manuales una galería de cuatro metros de longitud que conecte con el pozo donde se cree que está el pequeño. Transcurridos unos 30 o 35 minutos, estos dos primeros mineros serán relevados por otros dos mineros que seguirán picando y así sucesivamente hasta conseguir el objetivo.

El apoyo de la población y de los efectivos desplazados a la zona hacia este equipo ha sido total desde su llegada a Totalán. Más de 4.000 personas han firmado una petición en internet para que se reconozca con el Premio Princesa de Asturias de la concordia a estos trabajadores de la Brigada Central de Salvamento Minero. Incluso enfrente del propio hotel en el que se alojaron, en Rincón de la Victoria, Pilar una inquilina de origen asturiano que vive en el edifico de enfrente del hotel ha colgado la bandera de la región como símbolo de reconocimiento y apoyo de la labor que van a desempeñar en el rescate del pequeño Julen. "Yo para apoyarlos la puse y cuando salieron dijeron asturiana declara la mujer sonriendo. "Son muy profesionales", reconoce.