04 de marzo de 2019
04.03.2019
La Opinión de Málaga
Elecciones autonómicas

Puig adelanta las elecciones valencianas al 28 de abril

El presidente valenciano liga las autonómicas a las generales con el rechazo expreso de Compromís

04.03.2019 | 12:21
Ximo Puig.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha decidido finalmente adelantar las elecciones autonómicas en la Comunitat Valenciana al 28 de abril, el mismo domingo en que tendrán lugar las generales, con el rechazo expreso de Compromís, su socio de gobierno durante esta legislatura.

Puig ha ofrecido una declaración institucional tras la reunión de urgencia del Consell que integran PSPV-PSOE, del que es secretario general, y Compromís, y ha argumentado el carácter histórico de la Comunitat Valenciana para hacer uso de la prerrogativa que le concede el Estatuto de Autonomía y de su voto de calidad en el seno del Consell.

En un discurso donde ha alternado el valenciano y el castellano, ha defendido esta "oportunidad" para plantear y visibilizar los problemas valencianos en el debate político nacional, "un avance positivo para los valencianos" y que llega, según ha dicho, tras un "proceso deliberativo" que ha tenido con su Gobierno.

Según fuentes consultadas por EFE los consellers de Compromís han expresado su rechazo durante el pleno extraordinario de este lunes al no estar de acuerdo con la medida planteada por Puig.

El pleno del Consell de esta tarde ha sido "absolutamente razonable" donde todos han expresado su opinión, según Puig, quien ha asegurado que no habría tomado esta decisión sin estar avalada jurídicamente.
Ha reconocido que le hubiera gustado que no coincidieran con las elecciones generales, y ha sostenido que "no es una visión enfocada y viciada de partidismo, sino que tiene que ver con el interés general de los valencianos".

Serán los partidos políticos "los responsables" de llevar al debate la cuestión valenciana y explicarla para que se vote "si miramos adelante o a atrás, al pasado del que huimos".

Preguntado por su cambio de opinión respecto a que ambos comicios coincidan, ha asegurado que "cuando surge de repente una nueva convocatoria, es una buena oportunidad de visibilizar el problema valenciano, la mirada valenciana".

"Ahora habrá unas elecciones españolas y unas valencianas y aunque primará el debate español, también habrá un debate valenciano y eso es un avance positivo y por eso he tomado esta determinación", ha razonado.

Fortalecer el autogobierno


La decisión que ha adoptado, ha insistido, le parecía "importante para el fortalecimiento del autogobierno valenciano" y para que los valencianos "tuvieran los derechos políticos efectivos que tienen otras comunidades autónomas".

"Eso es un sueño de todos los valencianistas, de los progresistas y los demócratas de esta comunidad y es lo que ahora se ha hecho efectivo", ha subrayado y ha añadido que ha valorado "el activo que representa la estabilidad".

Puig ha hecho una pincelada de los logros sociales del Consell durante la legislatura e institucionales, al haber culminado "el camino iniciado hace 40 años con la voluntad de ser una autonomía de primera", con la aprobación de la reforma del Estatuto y el blindaje de las inversiones y un calendario electoral propio, que coloca a la Comunitat "en el lugar que merece".

"Y me interpela a mí como valenciano y president a cerrar el círculo de esta historia", ha apuntado antes de anunciar que "de acuerdo con la prerrogativa" que le atribuye el Estatuto "la disolución de Les Corts y la convocatoria de elecciones autonómicas para el 28 de abril".

Ha defendido que ha decidido "utilizar" una "herramienta" que le da el Estatuto "para reclamar esa visibilidad" y ha argumentado que si piensa en las generaciones futuras, "no" podía "tomar otra decisión", así como que avanzar las elecciones "rompe con la inercia de una posición" que no les ha ayudado.

"Estoy convencido de que la decisión de convocar elecciones ahora favorece que nuestra aspiraciones cuenten con un espacio político propio ante nosotros mismos y ante el resto de España" y ha apuntado que "resulta especialmente oportuno" en un contexto en el que "los partidos radicalizados apuesta por el enfrentamiento, el ruido y la inestabilidad".

Puig ha expresado su "profundo agradecimiento" a Oltra y los consellers que "han demostrado que existe una forma de hacer política valiente, honesta y eficaz", que "combina el desarrollo económico, la distribución de la riqueza y la protección del medio ambiente".

Ha valorado "la complicidad" del Gobierno de España en los últimos meses y ha augurado que la oportunidad valenciana "será una realidad" con políticas contra las desigualdades, diálogo social, la marcha transformadora de la mujer, el apoyo a la investigación y a la creatividad cultural.

"Tenemos una oportunidad y hemos de aprovecharla", ha sentenciado y ha concluido: "Ahora queda en manos de los valencianos decidir quién ha de conducir a la Comunitat a la deseable realización de esa oportunidad".


Oltra carga contra el adelanto electoral


La vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra (Compromís), ha manifestado que no se dan las razones políticas para adelantar al 28 de abril las elecciones autonómicas valencianas, como ha decidido el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig (PSPV-PSOE), por lo que ella y los otros cuatro consellers de su formación se han opuesto a esta medida en la reunión del gobierno autonómico.

Oltra ha revelado que como secretaria del Gobierno valenciano ha advertido a Puig de las dudas jurídicas que conlleva la medida que ha salido adelante gracias al voto de calidad del president, pues según ha detallado ha habido un empate técnico a la hora de secundar esta decisión entre los cinco miembros socialistas del ejecutivo y los cinco de Compromís.

Ha insistido en que la potestad estatutaria que ha utilizado Puig para adelantar las autonómicas "no singulariza las elecciones valencianas para el futuro" y ha dicho no entender qué ha cambiado en la Comunidad Valenciana desde la última vez que habló de este tema con el president, el pasado 15 de febrero, cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el adelanto de las elecciones generales.

Ese día, ella y Puig acordaron "un mensaje común" basado en que no se daban las razones políticas para adelantar las autonómicas pues había un presupuesto aprobado y había tanto estabilidad parlamentaria para sacar adelante proyectos legislativos como política para acabar la legislatura.

Ha negado sentirse "traicionada" por el president y ha proclamado que gobernar "no es una aventura, es una responsabilidad"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook