14 de octubre de 2019
14.10.2019
La Opinión de Málaga
Sentencia del 'procés'

Puigdemont y Torra hablan de "represión"

Torra pedirá por carta reuniones con el Rey y Sánchez en un momento en el que Cataluña "vive una hora grave"

14.10.2019 | 11:56
Puigdemont y Torra hablan de "represión"
Puigdemont, durante su rueda de prensa.

El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont ha afirmado este lunes que la sentencia del Tribunal Supremo que condena a prisión a los líderes del "procés" confirma una estrategia de "represión" y "venganza".

"La sentencia del Tribunal Supremo contra miembros del Gobierno, el Parlamento y las entidades sociales más importantes de Cataluña, confirman la estrategia de la represión y la venganza contra todos los ciudadanos y ciudadanas que han buscado la vía de la democracia para hacer posible su voluntad", ha dicho Puigdemont en una rueda de prensa en Bruselas.

La sentencia, ha asegurado, "condena a más de dos millones de personas que hicieron posible el referendo de autodeterminación del 1 de octubre de 2017", declarado ilegal por la justicia española.

Puidgdemont llamó a la movilización no violenta e insistió en que no se puede aceptar "como catalanes ni como europeos" el "statu quo regresivo" e instó a dar una "respuesta sonora" a la sentencia en las elecciones generales del próximo 10 de noviembre.

"Tenemos que movilizarnos y hacer oír nuestra voz. Hay muchas formas y todas ellas han de ser democráticas y no violentas, como siempre (...) y convertir las elecciones en una muestra masiva de rechazo", afirmó el expresidente catalán.

Puigdemont cargó además contra la actitud de Europa, a la que acusó de "callar" ante la "violencia" ejercida durante la jornada del 1 de octubre de 2017 "contra un pueblo que había salido a votar".

"Una Europa que baila al son del Estado español, que impide que los representantes de más de dos millones de ciudadanos europeos estemos sentados en el Parlamento Europeo", dijo.

Carles Puigdemont insistió en que la sentencia ha confirmado la "negativa de España a articular un diálogo" y que, ante ello, "toca movilizarnos sin miedo".

Puigdemont compareció ante la prensa en Bélgica, sin preguntas, donde reside desde que huyó de la Justicia española en 2017, tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo que condena a entre 9 y 13 años de prisión a los líderes del proceso secesionista ilegal de 2017 en Cataluña y después de que el juez Pablo Llarena haya dictado una nueva orden internacional y europea de detención contra él.

Valoración de Torra


Por su parte, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha explicado que enviará al rey Felipe VI y al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, sendas cartas para pedirles una "reunión urgente" con el fin de "tratar la crisis que se abre con la sentencia" del Tribunal Supremo.

Torra ha comparecido en la Galería Gótica del Palau de la Generalitat, flanqueado por los consellers de su Govern, el presidente del Parlament, Roger Torrent, y miembros soberanistas de la Mesa de la cámara catalana, así como el expresident Artur Mas, entre otras personalidades políticas catalanas.

En su declaración institucional para reaccionar a la publicación de la sentencia del "procés", Torra ha avanzado que en los próximos días comparecerá en el Parlament para abordar este asunto y mañana por la mañana el Govern celebrará una reunión extraordinaria.

Comparecencia de Quim Torra. Vídeo: ATLAS

Torra pedirá por carta las reuniones con el rey y Sánchez en un momento en el que Cataluña "vive una hora grave", tras conocer una sentencia contra personas "honorables y pacíficas": "Condenarlas es un insulto a la democracia y un menosprecio a la sociedad catalana", ha subrayado.

"El Govern y yo mismo como presidente rechazamos esta sentencia por injusta y antidemocrática, por formar parte de un juicio político y de una causa general contra el derecho a la autodeterminación de Cataluña y el independentismo", ha afirmado.

En un discurso en el que ha combinado catalán, castellano e inglés, Torra ha remarcado que organizar un referéndum "no es ningún delito" estipulado en el Código Penal y ha denunciado que "se han inventado hechos y un relato falso" para llevar a cabo "un acto de venganza y no de justicia".

En este contexto, ha exigido "el fin de la represión y la libertad de presos políticos y exiliados, incluida la amnistía como punto final para todas las personas represaliadas".

Ha subrayado que el camino para solucionar el conflicto debería ser siempre "la palabra, el voto y la libertad", pues "la amenaza, el castigo y la prisión no son solución para nada".

"El uso del Código Penal contra la voluntad popular es una herencia de la dictadura, no un rasgo propio de la democracia", ha alertado.

Torra ha reiterado el compromiso del Govern de avanzar en el camino de la república catalana "sin excusas" y ha advertido de que la "represión no ganará la partida" a la autodeterminación.

En este sentido, ha indicado que el "sacrificio" de los condenados no será "en vano", sino "semilla de libertad y justicia", y ha manifestado su convicción de que la sociedad catalana sabrá responder con "firmeza" y, a la vez, "sentido pacífico".

Además de los consellers, los miembros soberanistas de la Mesa del Parlament y Artur Mas, han acudido al discurso institucional representantes de las diputaciones, de las entidades municipalistas y los expresidentes del Parlament Joan Rigol, Ernest Benach y Núria de Gispert.

Los condenados firman un artículo conjunto


Los políticos condenados por el Tribunal Supremo que están en prisión han llamado este lunes a la movilización "no violenta" contra la sentencia del caso del 'procés', que ven como una "venganza" del Estado pero que, aseguran, no les desviará de su apuesta por el diálogo.

Dolors Bassa, Jordi Cuixart, Carme Forcadell, Joaquim Forn, Oriol Junqueras, Raül Romeva, Josep Rull, Jordi Sànchez y Jordi Turull han emitido un comunicado conjunto para responder a la sentencia del "procés".

"No se ha hecho justicia", han afirmado los políticos en prisión, que ven la sentencia como "la triste culminación de una instrucción que no ha respetado las garantías procesales propias del Estado democrático y de derecho".

"El Estado ha buscado venganza y castigo", han indicado los condenados, que han hecho un llamamiento a salir a la calle para que se escuche la voz del soberanismo de forma "firme", con "todo el coraje" y con una "insobornable e incondicional adhesión a los principios y la práctica de la no violencia".

En este sentido, han pedido evitar "provocaciones": "Desautoricemos por la vía de los hechos a aquellos que quieren confundirnos y mezclarnos con las prácticas de una violencia que nunca hemos avalado ni avalaremos", han subrayado.

Los presos han expresado su "orgullo" por haber impulsado el referéndum del 1-O y han asegurado que mantienen "intacto" el convencimiento de que el futuro colectivo de Cataluña "pertenece solo a la ciudadanía" de este territorio.

Los condenados han enfatizado que la sentencia, pese a que creen que les condena "injustamente", no será "un obstáculo, sino al contrario, para expresar de nuevo" su compromiso con el "diálogo" y para "renovar nuevamente la apuesta para encontrar, mediante vías democráticas, una solución al conflicto".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook