21 de diciembre de 2019
21.12.2019
La Opinión de Málaga
Investidura

ERC ve posible una investidura antes del 5 de enero si hay acuerdo con PSOE

Los republicanos supeditan el pacto con los socialistas a que se incluya una mesa de diálogo y el fin de "la represión"

21.12.2019 | 14:51
El diputado de ERC, Gabriel Rufián.

ERC ve posible que la investidura del candidato socialista Pedro Sánchez se produzca entre el 27 de diciembre y el 4 de enero si las negociaciones con el PSOE culminan con un acuerdo que incluya el aspecto básico para los republicanos, que es una mesa de diálogo y poner fin a "la represión".

Fuentes de ERC barajan la posibilidad de que en los próximos días se pueda alcanzar un acuerdo con el PSOE sobre los aspectos que Esquerra considera como básicos, entre los cuales figuran la mesa de negociación para buscar una solución política al conflicto catalán, y un posicionamiento favorable a que la judicialización dé paso a una negociación política.

Los republicanos, sin embargo, se mantienen a la expectativa por lo que respecta al cumplimiento de la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que reconoce la condición de eurodiputado del líder de ERC, Oriol Junqueras, y su inmunidad como parlamentario.

La dirección de ERC quiere ver un "gesto concreto" en este sentido, y espera que la Abogacía del Estado, que depende directamente del Gobierno aunque dispone de autonomía funcional, se posicione a favor del cumplimiento de la sentencia del tribunal de Luxemburgo.

En el supuesto de que la negociación PSOE-ERC se traduzca en un acuerdo, ERC contempla como posibilidad que la investidura de Pedro Sánchez se pueda producir entre los días 27 de diciembre y 4 de enero, teniendo en cuenta que tanto el PSOE como ERC deben reunir antes a sus órganos de dirección para ratificar el contenido del pacto.

ERC, en concreto, tiene que convocar una reunión de su Consell Nacional, el máximo órgano de dirección entre congresos, para que se pronuncie sobre el contenido de un acuerdo de investidura, si bien los precedentes anteriores de situaciones similares indican que los republicanos pueden convocarla con pocas horas de margen.

El hecho de que en el calendario que se contempla figuren diversos días festivos, y que además, entre la primera votación en el Congreso y la segunda tengan que transcurrir 48 horas, complican más la decisión de fijar una fecha concreta, han añadido las mismas fuentes consultadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook