07 de julio de 2020
07.07.2020
La Opinión de Málaga
Crisis del coronavirus

El Gobierno vasco impondrá restricciones al ocio en Ordizia

Descarta el confinamiento total tras el rebrote, con el primero de sus infectados llegado de Lleida

07.07.2020 | 19:51
El Gobierno vasco impondrá restricciones al ocio en Ordizia
El Gobierno vasco impondrá restricciones al ocio en Ordizia

El Departamento vasco de Salud descarta adoptar medidas de confinamiento en la localidad guipuzcoana de Ordizia, aunque establecerá restricciones en los establecimientos hosteleros y de ocio en este municipio, donde se originó un nuevo foco de COVID-19 que suma ya 35 contagios, el primero de ellos importado desde Lleida.

Esta decisión se ha adoptado este martes en el transcurso de la reunión de la comisión de seguimiento de este brote, formada por responsables de los departamentos vascos de Salud y de Seguridad y por los alcaldes de los municipios de Ordizia, Beasain, Idiazabal y Lazkao.

Tras la reunión, la consejera de Salud, Nekane Murga, ha informado de que 19 de los más de 1.000 pruebas que se realizaron ayer en Ordizia han resultado positivas, con lo que este brote suma ya 35 afectados, aunque aún quedan otras 700 PCR por analizar y mañana continuarán los test.

Con estos datos, la consejera ha descartado tajantemente adoptar medidas de confinamiento: "En este momento no hay datos que nos hagan tomar esta decisión desde ningún punto de vista".

Tanto la consejera como el alcalde de Ordizia, Adur Ezenarro, han confirmado que se ha producido una transmisión comunitaria vinculada a una zona de ocio nocturno, por lo que las medidas que detallará mañana una orden del Departamento de Salud afectarán fundamentalmente a los locales de hostelería.

Murga ha explicado que se prohibirá el consumo de pie en el interior de los bares de Ordizia, se reducirá de nuevo el aforo y se favorecerá que se sirva únicamente en las terrazas y con las distancias de seguridad adecuadas.

La consejera ha indicado que pretende "reducir el ocio nocturno" en esta localidad e "intensificar el uso de la mascarilla", respecto a lo que estudiará una "fórmula para hacerlo de una forma más obligatoria", aunque la norma vigente ya establece la posibilidad de sancionar que no se lleve mascarilla cuando no se guardan las distancias de seguridad.

Murga ha insistido en que resulta "imprescindible" el uso de las mascarillas, también cuando los ciudadanos se encuentran en terrazas y en locales de hostelería, donde deben quitárselas únicamente para comer y beber.

"Pido a todo el mundo que lleve mascarilla, independientemente de la actividad que se vaya a realizar, cuando salgamos de casa", ha abundado la consejera.

Aunque en los análisis efectuados desde este lunes masivamente en Ordizia se han detectado 19 positivos, este brote suma 35 contagios, contando los de días anteriores en esta localidad y los registrados en otros municipios, ya que, como ejemplo, Murga ha citado un caso de Irun -a 57 kilómetros del foco-, que estuvo en la zona de ocio de Ordizia.

Este miércoles continuarán los test masivos en esta localidad de 10.000 habitantes de la comarca guipuzcoana del Goierri, donde el Departamento vasco de Salud espera realizar otras 400 PCR. También se están analizando a todos los contactos de las personas que se han contagiado hasta el momento con el fin de neutralizar y controlar este brote.

El alcalde de Ordizia ha afirmado que el uso de las mascarillas "va a ser obligatorio", aunque ha dicho desconocer cómo se formulará esta medida en la orden de la consejera y ha recordado que desde ayer el Ayuntamiento ha exigido a los ciudadanos que, "respeten o no la distancia, usen la mascarilla".

Ezenarro ha explicado que en los próximos días se reabrirán los tres bares que se clausuraron el domingo, una vez que todos sus empleados han dado negativo en las pruebas, aunque seguirá cerrado el primer local de ocio en el que se originó el brote.

Por el momento se mantienen las restricciones decidas hoy, como el cierre de edificios públicos y parques infantiles, aunque esta última medida se está "reconsiderando", ya que se trata de una "transmisión comunitaria que se ha dado sobre todo entre jóvenes" y está vinculada a espacios de ocio nocturno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook