03 de noviembre de 2020
03.11.2020
La Opinión de Málaga
Terrorismo

La Justicia francesa acepta mantener a Josu Ternera en libertad condicional

Urrutikoetxea, que seguirá viviendo en París, tiene permiso para mudarse de casa por seguridad

03.11.2020 | 15:43
José Antonio Urrutikoetxea.

El Tribunal de Apelación de París confirmó este martes el régimen de liberación condicional del que se beneficia desde finales de julio el exdirigente etarra José Antonio Urrutikoetxea, "Josu Ternera", que cambia de domicilio por razones de seguridad y seguirá viviendo en París.

Josu Ternera, que lleva un brazalete electrónico, pasa a vivir en el distrito V de la capital francesa y tendrá que fichar allí todas las semanas en una comisaría, además de cumplir con el resto de las obligaciones que se le impusieron al salir de prisión hace poco más de tres meses.

Eso incluye la prohibición de salir del territorio francés y quedarse en casa salvo en los horarios de mañana y tarde en que tiene autorización para salir. Si las incumpliera volvería a prisión.

El Tribunal de Apelación de París le comunicó que acepta su demanda de mantenerle en libertad condicional por las dos causas que tiene abiertas contra él la justicia francesa. Esa libertad bajo control judicial es el mismo régimen del que goza desde el 29 de julio por las demandas españolas en su contra que se están tramitando ante la sala de instrucción del Tribunal Supremo.

Cuando Urrutikoetxea salió entonces de la prisión de la Santé de París se instaló en un apartamento del distrito III de la ciudad de una profesora universitaria que aceptó acogerlo. Pero como la prensa española divulgó la dirección exacta, el antiguo jefe etarra solicitó que se le autorizara a mudarse porque alegaba que no se sentía seguro.

A partir de este martes tiene autorización para trasladarse a ese nuevo domicilio, del que esta vez los jueces no han querido divulgar la dirección exacta.

De las dos causas pendientes con la Justicia francesa, la primera tiene un juicio programado a finales de febrero del próximo año y la segunda está aplazada por lo menos hasta junio.

Además, la sala de instrucción ha dado su visto bueno a dos demandas de la Audiencia Nacional de Madrid para ser juzgado en España, una por el atentado contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza en 1987 y otra por la financiación de ETA a través de las "herriko tabernas", y debe pronunciarse por una tercera el 18 de noviembre.

Su defensa las recurrió ante el Tribunal Supremo, que este martes celebró una audiencia para examinar la primera y el miércoles organiza otra para la segunda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook