El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha advertido este domingo de que los datos de incidencia acumulada de COVID-19 "nos sitúan en un momento muy difícil de la pandemia y tenemos que extremar las precauciones" por lo que insiste en que "debemos reducir al máximo la movilidad, permanecer en casa y realizar únicamente las salidas imprescindibles".

De la Torre, en un mensaje en redes sociales ha señalado que los números de incidencia acumulada del virus en 14 días en Málaga ciudad y en la provincia "son altos. En este fin de semana llegaremos a 1.000 o nos quedaremos muy cerca".

Al respecto, el regidor ha señalado que eso "nos debe impulsar a extremar todo lo que podamos en el plano de nuestra colaboración particular, privada, personal" para "que estos números frenen y después bajen e ir recuperando la normalidad".

De la Torre ha señalado que el hecho de que "la mitad de los que son positivos en la ciudad y en la provincia suelen ser asintomáticos" es una "idea que nos debe animar a usar la mascarilla siempre".

"La mascarilla sirve para proteger a los demás, esencialmente, de cualquiera que, sin saber que tiene el virus al no tener síntomas, pueda convertirse involuntariamente en un elemento de contagio potente, fuerte, que afecte a familia, amigos, compañeros de trabajo...".

Así, De la Torre ha pedido a los ciudadanos el uso "siempre" de la mascarilla; además de otras medidas como la distancia social, la higiene de manos y evitar las aglomeraciones. También ha dicho que, en estos momentos, se tienen que reducir al máximo la movilidad y estar siempre en casa, salvo que sea imprescindible el salir.

"Si se puede teletrabajar, teletrabajar --ha continuado--; si se puede hacer no presencial una actividad, hagámoslo así, la compra, inclusive, si es necesario", ha explicado, añadiendo que si tiene que salir se debe cumplir con las normas establecidas para frenar la expansión del virus.

"Creo que recordar esto y hacerlo es una expresión de solidaridad con el personal sanitario, que está absolutamente abrumado, cansado, fatigado y entregando sus horas, su vida, su esfuerzo para frenar el virus, curar a los contagiados y salvar vidas". "Seamos solidarios, salvemos vidas y ayudemos a recuperar la economía, colaboremos todos", ha concluido.