El candidato del PSC a la Presidencia de la Generalitat, Salvador Illa, ha aceptado la propuesta del cabeza de lista de ERC, Pere Aragonès, de celebrar un debate cara a cara para "contraponer" sus modelos.

"No tengo ningún problema en debatir con nadie que quiera debatir conmigo", ha afirmado durante una rueda de prensa organizada por ACN con motivo de las elecciones catalanas del 14 de febrero.

Illa ha sostenido que se lo "pasó bien" en el debate organizado este domingo por TVE, pero ha destacado que se vio con el "problema" de no disponer de suficiente tiempo para contestar a todas las interpelaciones de sus oponentes, que fueron constantes.

Por este motivo, tras afirmar que es "un amante de los debates" y que aceptará cualquier propuesta para confrontar ideas, ha ironizado: "Lo que me puedo encontrar es que no tenga suficiente tiempo para hacer todos los cara a cara que me pidan".