El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha pedido este jueves al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que "active" una mesa bilateral con la comunidad para tratar "todos los asuntos pendientes", pero especialmente ahora sobre "lo más candente", el próximo reparto de fondos europeos.

Moreno, que se ha reunido con Sánchez en la Moncloa, ha dicho que el presidente del Gobierno le ha trasladado que está "abierto" a poner en marcha esa mesa que recoge el Estatuto de Autonomía de Andalucía.

El dirigente andaluz ha pedido además "preservar al máximo" la figura de neutralidad política del Rey Felipe VI en relación a las declaraciones de su homóloga en la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sobre el papel del monarca en los indultos a los presos del 'procès', si bien ha querido dejar claro que no quiere "corregir" a su compañera mandataria autonómica 'popular'.

Moreno recalcado que, en un país "tan complejo, toda la sociedad tiene que hacer un esfuerzo "para dejar al Rey siempre al margen de las disputas políticas".

Eso sí, ha puntualizado que "cada uno es libre en la sociedad y en el PP" para pensar de cualquier manera. "No estoy para corregir sobre las palabras que ha dicho Ayuso", ha añadido Moreno, que ha recordado que el Rey firme esos posibles indultos o las leyes "no le convierte en autor de las leyes".

"Queda muy claro, el Rey sabe sus funciones, pero vuelvo a repetir, que firmara los indultos no le convertiría en el autor de esos indultos, es su función constitucional, es su obligación, es el único comentario que tengo que hacer", ha apostillado el presidente andaluz al ser preguntado por estas declaraciones de Ayuso.

Los indultos "no son útiles"

Durante su comparecencia de prensa, Moreno también ha sido preguntado por las palabras del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, asegurando que los indultos a los condenados por el 1-O serían bienvenidos si llevan a "que las cosas se normalicen".

A este respecto, Moreno ha evitado pronunciarse sobre las declaraciones del presidente de la patronal, pero sí que se ha vuelto a posicionar en contra de estos indultos señalando que estos encarcelados "no se arrepienten" y que, por tanto, "no son útiles".

"Ese es el problema que tenemos, no se da el objetivo que persigue el Gobierno y creo que no se va a poder conseguir", ha subrayado Moreno tras su encuentro con Sánchez.

"Si me dijeran mañana los partidos independentistas que con los indultos se acaba para siempre todo el movimiento de inestabilidad, de confrontación, de bronca del independentismo, pues habría que pensárselo, pero que esos señores quieren volver a incidir en el proceso de independencia", ha sentenciado.

Agotar la legislatura

El presidente de la Junta de Andalucía ha trasladado además al jefe del Ejecutivo central su "voluntad y determinación" de agotar la legislatura pese a que, en su opinión, un adelanto electoral en la comunidad llegaría en unas "condiciones inmejorables" para sus intereses particulares y los de su partido, el PP, para los que sería "positivo" convocar en otoño.

"Siempre que tenga una mayoría parlamentaria suficiente, mi voluntad y determinación es agotar la legislatura en Andalucía", le ha trasladado Moreno a Pedro Sánchez en la reunión que ambos han mantenido este jueves en el Palacio de La Moncloa, según ha explicado el presidente de la Junta.

Moreno ha insistido en la idea de que, "salvo que mañana no encuentre apoyo parlamentario para sacar adelante decretos, leyes, Presupuestos, que me sienta acorralado" en el Parlamento y se vea "forzado a un adelanto" electoral, cree que su "obligación como presidente no es pensar en mi interés particular", sino en el del conjunto de los andaluces.

En esa línea, el también presidente del PP-A ha comentado que, "probablemente, dada la coyuntura actual, lo más positivo" para sus propios intereses y los de su partido "sería adelantar a otoño" las elecciones, porque "tenemos a un PSOE que acaba de salir de una crisis, con un liderazgo que no está consolidado, unas encuestas que son positivas" para sus intereses, "vamos a acabar el plan de vacunación" y "este verano va a haber un repunte económico y social".

"Las condiciones son inmejorables para ir a unas urnas", ha resumido Moreno antes de apostillar que, "por encima de pensar en los intereses particulares o los de mi partido están los intereses de los andaluces, a los que no les interesa que, ahora estamos saliendo de una crisis sanitaria y que tenemos que reconstruir nuestra economía, hagamos una parálisis de cuatro o cinco meses para sacar los megáfonos y las pancartas e irnos a una campaña electoral".

Moreno ha agregado que así se lo ha trasladado también "a todos los grupos parlamentarios" en Andalucía, "algunos de ellos que son muy insistentes con el adelanto electoral", según ha apostillado. "Mientras yo pueda, voy a anteponer los intereses de Andalucía y los andaluces a los míos particulares y quiero agotar la legislatura", ha zanjado el presidente de la Junta.