El Ayuntamiento de Málaga, en preparación de la Conferencia de Alto Nivel sobre Derechos Humanos, Sociedad Civil y Lucha contra el Terrorismo, ha organizado este lunes una reunión de expertos centrada en la elaboración de un Plan de Acción sobre interculturalidad y compromiso interreligioso como catalizador para prevenir los conflictos y promover la paz. Así, destacados líderes mundiales se han reunido en la capital para lanzar un mensaje de paz y diálogo.

Coordinado por el Instituto de las Naciones Unidas para la Formación y la Investigación (Unitar) y la Universidad para la Paz, en cooperación con la Liga Musulmana Mundial (MWL), el Congreso Judío Mundial (WJC) y la Fundación Caritas in Veritates, el evento ha contado con la asistencia de altos representantes de los Gobiernos de España, Argentina, el Vaticano y Emiratos Árabes Unidos, así como del Consejo Mundial para la Tolerancia y la Paz y la Universidad de Málaga.

Durante la apertura del encuentro, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha destacado el trabajo que viene realizando la ciudad "en la gestión del pluralismo religioso como catalizador de la paz".

Además, ha subrayado que "la Agenda 2030 establece la hoja de ruta para hacer un mundo más sostenible, próspero y pacífico" y ha añadido que "Málaga viene realizando una importante labor con los miembros de las diferentes confesiones, especialmente desde la puesta en marcha del Foro de Pluralismo Religioso". Por último, ha dado la bienvenida a los organizadores por haber elegido la ciudad de Málaga.

Julio Andrade, associated fellow de Unitar y director de CIFAL Málaga, ha actuado como maestro de ceremonia. El primer ponente de la sesión introductoria fue Agustín Santos Maraver, embajador y representante permanente de España ante Naciones Unidas en Nueva York.

Posteriormente, Francisco Rojas Aravena, rector de la Upeace, ha destacado que "la UPAZ educa a nuevos líderes para la paz y capacita a las nuevas generaciones para la resolución de conflictos". Ha recordado, además, el programa de posgrado en Estudios de Religión, Cultura y Paz, auspiciado por el Programa de Becas Dr. Mohammed Al-ISSA, líder mundial en paz y diálogo interreligioso.

Por su parte, Alex Mejía, director de la División de Personas e Inclusión Social de UNITAR, ha incidido en que "en Unitar creemos que el diálogo y el desarrollo de capacidades ciertamente ayudan en esta búsqueda y seguimos comprometidos con ambos. Y nos sentimos honrados de apoyar esta importante conferencia, ya que promueve la tolerancia y la convivencia".

Las reflexiones iniciales corrieron a cargo de José Ángel Narváez, rector de la Universidad de Málaga. En el apartado referente al Plan de Acción sobre el relacionamiento intercultural e interreligioso como catalizador para prevenir conflictos y promover la paz, el moderador Federico Villegas, 16 presidente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y representante permanente de Argentina ante la Oficina de la ONU en Ginebra, ha destacado que "las violaciones a los derechos humanos son tanto una consecuencia de los conflictos como un factor que genera las condiciones para futuros conflictos".

"El Consejo de Derechos Humanos tiene herramientas valiosas para ayudar a las sociedades traumatizadas por la violencia y, en algunos casos, por las atrocidades", ha agregado.

En el análisis, el arzobispo Fortunatus Nwachukwu, nuncio y observador permanente de la Santa Sede ante la Oficina de la ONU en Ginebra, ha afirmado que "el Papa Francisco, a través de sus viajes y acciones apostólicas simbólicas, ha contribuido a hacer visible el vínculo entre el diálogo interreligioso y la promoción de paz, recordándonos que somos miembros de la misma familia humana e invitándonos a volver a nuestras raíces comunes y a fomentar una cultura de encuentro y apertura hacia los demás".

Durante su intervención, el Dr. Serhan, asesor especial del secretario general de la MWL, ha agregado que "los objetivos del Documento de La Meca son transmitir el mensaje del Islam llamando a la paz en todo el mundo, promover el diálogo entre los seguidores de religiones y culturas, confrontar el discurso del odio, renunciar a la violencia y el terrorismo, instar a las personas, líderes y organizaciones religiosas a cumplir con sus deberes para lograr estos objetivos, y difundir la cultura de la tolerancia y el llamado a la convivencia pacífica".

También Lubna Qassim, representante permanente adjunta de los Emiratos Árabes Unidos ante la Oficina de la ONU en Ginebra, ha incidido en que "ha sido un honor participar en la Conferencia de Málaga, ya que supone un diálogo muy importante a medida que aumenta la agitación global" y mostrar "tolerancia, cooperación y coexistencia" como pilares de la política exterior de los EAU.

"Los EAU continúan trabajando para promover la paz y luchar contra el terrorismo y el extremismo, que son una amenaza para la modernidad o la estabilidad dentro de nuestra región y más allá".

Leon Saltiel, representante en la sede de la ONU en Ginebra del Congreso Judío Mundial, ha dicho que el WJC, como representante del pueblo judío, apoya esta conferencia y todas las demás iniciativas que tienen como objetivo promover el diálogo interreligioso y ayudar a construir un mundo basado en la paz, la tolerancia y los derechos humanos.

Durante su presentación, Ahmed bin Moham med Al Jarwan, presidente del Consejo Global para la Tolerancia y la Paz, ha dicho que "es necesario mantener la continuidad de los esfuerzos para promover el diálogo. Debemos ser conscientes de que el diálogo puede sufrir obstáculos o crisis y que también puede llegar a buen término".

También ha hecho un llamado a ampliar los centros de diálogo intercultural e interreligioso. Posteriormente, Enrique Barón Crespo, canciller de la Upeace y expresidente del Parlamento Europeo, ha agregado que "los medios de comunicación, la sociedad civil y religiosa y la comunidad empresarial y las instituciones educativas juegan un papel importante en sus esfuerzos por mejorar el diálogo y ampliar el entendimiento, en la promoción de la tolerancia y la convivencia, y en la promoción de un entorno que no sea propicio para la incitación a la violencia y la incitación al odio". Asimismo, ha incidido en que "la mejora del multilateralismo es clave para encontrar soluciones globales".

El evento también ha supuesto una oportunidad para lanzar la última publicación de la Universidad para la Paz en colaboración con la Liga Musulmana Mundial, 'Multilateralismo, Derechos Humanos y Diplomacia: una Perspectiva Global', con el apoyo de la Embajada de España en Arabia Saudí; la Misión Permanente de los Emiratos Árabes Unidos en Ginebra; el Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica; la Soberana Orden de Malta; Fundación Caritas in Veritate; el Congreso Judío Mundial; la Cátedra Unesco de la Universidad Abat Oliba; Líderes por la Paz; la Organización Mundial Islámica para la Educación, la Ciencia y la Cultura; la Organización Europea de Derecho Público; Paz sin Fronteras; y la Organización Internacional de Derecho para el Desarrollo.