La Fiscalía de Zamora exige entre 12 y 13 años de cárcel al alcalde socialista de Castroverde de Campos, Cecilio Lera Blanco, de agresión sexual e inducción a la prostitución a dos hermanas menores de edad, una de 14 años y otra de unos 15 años, a las que pagó hasta 100 euros durante, al menos, tres meses para que acudieran a su casa a mantener sexo y a practicar masajes, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

El Juzgado de Villalpando que ha dictado ya auto de procesamiento contra el conocido exhostelero zamorano, paso previo a la apertura de juicio oral que celebrará la Audiencia de Zamora, ha puesto en marcha la fase de la calificación de los delitos por las partes, tanto Fiscalía como acusaciones particulares y defensa.

Este trámite ya se ha cumplido por parte de la Fiscalía, que ya ha entregado su informe al juez, para que este lo pase a la acusación particular y, una vez concluido este, a la defensa de Lera Blanco, aún en el aire después de que el que hasta ahora fuera su abogado abandonara el caso.

Al delito de exhibicionismo, el auto de procesamiento incluye el de “difusión de material pornográfico, según el Tribunal Superior de Justicia, que no especifica si esa infracción penal la cometió mostrando fotografías que tomara a las dos menores o si se trata de otro tipo de imágenes de menores.

Los hechos cometidos por Lera Blanco que juzgará la Audiencia Provincial de Zamora se remontan al verano de 2021, cuando las dos hermanas, según los indicios, iban a casa del alcalde de Castroverde de forma continuada durante tres meses para supuestamente practicar sexo a cambio de pagos de cantidades de dinero que oscilaban entre 50 y 100 euros.

Cecilio Lera, en una entrevista. José Luis Fernández

Acoso

Fue en ese mismo periodo, cuando el político comenzó el acoso a la hija de sus amigos, lo que explica que la menor de 15 años terminara por grabarle la tarde del 24 de noviembre, fecha en la que los padres de la menor le denunciaron. La Audiencia le condenaba el 1 de diciembre a una pena de dos años de prisión y otros tantos de alejamiento de la adolescente de 16 años a la que ofreció 300 euros si accedía a mantener relaciones sexuales con él, un delito de corrupción de menores que le impedirá presentarse a cualquier convocatoria electoral que se celebre antes de enero de 2025.

Como las próximas elecciones municipales se celebrarán el 28 de mayo, esta pena implica que la carrera política de Cecilio Lera Blanco, circunscrita ya desde hace tiempo al mandato del Ayuntamiento de su pueblo, ha llegado a su fin.

No obstante, el aún presidente de la Corporación municipal de Castroverde por el PSOE deberá ingresar en Topas para cumplir los 6 meses de cárcel que el Juzgado de lo Penal de Zamora le impuso en junio pasado por quebrantar la orden de alejamiento que se le impuso respecto de su exesposa, que le denunció por violencia de género.

“Entras en mi casa, te follo bien y después te vas. Sé que te va a gustar”

Precisamente Cecilio Lera Blanco, el actual alcalde socialista de Castroverde de Campos acaba de ser condenado por la Audiencia de Zamora a dos años de prisión y otros tantos de alejamiento de la adolescente de 16 años a la que ofreció 300 euros si accedía a mantener relaciones sexuales con él.

El regidor municipal, de 69 años de edad, abordó “con ánimo libidinoso” a la víctima, que entonces tenía 15 años, cuando esta abandonó un bar de Castroverde para realizarle la propuesta, tal y como describe la Fiscalía de Zamora en el escrito de acusación que relata el comportamiento de Lera Blanco, quien ha admitido haber cometido el delito contra quien era, además, hija de un matrimonio amigo.

La menor de 15 años se encontró con el regidor en un bar situado casi a las afueras del pueblo el 24 de noviembre de 2021 a las cuatro de la tarde. A la salida, el conocido exhostelero de Zamora la siguió y se dirigió a ella para decirle “te voy a comer todo bien, ¿quieres 300 euros?”.

Una grabación realizada por la víctima certifica la exactitud de los hechos. De inmediato, le espetó que “cada vez que te veo, me hago una paja a tu salud..., ¿quieres que te dé mi móvil? Me das un toque y, sobre las seis o siete de la tarde, te doy 300 euros, entras discretamente en mi casa, te follo bien y, después, te vas. No va a pasar nada”. Lera Blanco no dudó en insistir a la menor de edad, al parecer, en un intento de convencerla para tener relaciones sexuales y terminó por decirle “sé que te va a gustar”.

Uno de los históricos del municipalismo que se enfrenta al fin de su carrera política

Alcalde de Castroverde de Campos desde 1979 Cecilio Lera es, sin duda, uno de históricos del municipalismo provincial, de esas personas capaces de ganar, mayoría absoluta tras mayoría absoluta, casi siempre bajo las siglas del PSOE, hasta que fue expulsado de la formación que ahora dirige Antidio Fagúndez.

En su Mesón El Labrador Cecilio Lera se ganaba a la gente tanto por su gastronomía como por su facilidad para las relaciones sociales, ya que era una persona afable y con sentido del humor, a la vez que crítica y, en algunos momentos, agresiva. Buen orador, tertuliano de radio y televisión, en su establecimiento de Castroverde era capaz de recibir a todo un presidente del Gobierno socialista, como José Luis Rodríguez Zapatero como a uno de la Junta, popular, como Juan Vicente Herrera, pasando por personalidades de todo tipo que se acercaban a probar su acreditada cocina, sobre todo de platos de caza.

Cecilio Lera sabía nadar a contracorriente, especialmente dentro de su propio partido, como cuando en 2016 se alineó con Susana Díaz frente a Pedro Sánchez, en contra de lo que pregonaban los líderes local y regional, Antidio Fagúndez y Luis Tudanca.

Pendenciero, se sentó por primera vez en el banquillo por una pelea en año 2000, ocho años después le cae la primera condena por lesiones leves, en 2016 otra y en 2018 una más por golpear a un vecino. El PSOE le expulsa en 2020 tras la denuncia de su mujer por violencia de género. La juez le impuso una terapia de deshabituación del alcohol durante dos años. Apenas llegó a iniciarla cuando el 30 de noviembre fue detenido como presunto autor de un delito de inducción a la prostitución de una niña de 14 años, la hija de unos amigos.