El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha considerado este lunes que "no puede ser que nunca sea el momento" para acometer la reforma del sistema de financiación autonómica, un asunto que ha considerado "estructural" y cuyo momento, ha dicho, es "siempre".

Así lo ha afirmado a preguntas de los periodistas tras su visita a la residencia de mayores San Juan Bautista de Morella junto al alcalde de la localidad, Rhamsés Ripollés.

"La cuestión de la financiación es estructural, y vemos cómo es absolutamente necesario, es absolutamente imprescindible el acuerdo", ha defendido Puig, que ha añadido que "solo se desbloqueará" esta reforma "si hay una visión diferente en España sobre lo que ha de ser la coexistencia política": "Si no, va a ser imposible".

Bloqueo desde el 2014

En este sentido, ha lamentado que "en este momento no es posible llegar a un acuerdo para renovar el Consejo General del Poder Judicial, que es una cuestión que exige la Constitución". "Imagínense la financiación, que lleva bloqueada desde 2014", ha añadido.

El president ha considerado que "no es una cuestión solo del Gobierno", sino también "de la oposición, de los grupos políticos, de los territorios", y ha destacado su importancia para "garantizar la igualdad".

Por su parte, ha dicho, la Generalitat está "como siempre, cohesionando la sociedad valenciana", que ha alcanzado "una altísima cohesión para exigir una financiación justa", por lo que ha reclamado que "al mismo tiempo, se pongan de acuerdo los grupos políticos para hacer posible lo que dice la Constitución, que todos los ciudadanos tienen que ser iguales".

Más gasto a costa de aumentar la deuda

"Mientras tanto, la Generalitat ha continuado trabajando en la convergencia real de gasto por habitante con el resto de España", ha defendido, y ha añadido que ahora se ha superado la media nacional de gasto por habitante "aunque eso sea a costa del aumento de la deuda".

A su juicio, esa deuda "debe residenciarse en el Estado para garantizar la igualdad" y, por lo tanto, "más pronto que tarde" es el Estado español quien "tiene que asumir su coste".

"Lo que no puede ser es que nunca sea el momento, el momento es siempre", ha manifestado Puig, que ha añadido que la convocatoria de elecciones en la próxima primavera "no significa que en estos meses no se pueda ir trabajando".

Para el jefe del Consell, "hay que trabajar, hay que apelar directamente a las personas que pueden desbloquear esta situación".

"Necesitamos unos grandes acuerdos de Estado, unos grandes acuerdos para la financiación y la cuestión territorial, para que haya una mayor cohesión de España, y eso pasa por la igualdad de recursos y por que todas las comunidades autónomas puedan participar conjuntamente en lo que es un proyecto común", ha concluido.