Femi Kuti es el corazón y el alma del afrobeat moderno, género que recoge el legado de su padre, Fela Kuti, y que revolucionó a varias generaciones de músicos, en Nigeria y en todo el mundo, al utilizar la música como arma para luchar por la justicia y la libertad. Femi y su banda, The Positive Force, son la vanguardia de este movimiento, del que amplían constantemente su abecedario, al que añaden toques de punk y hip-hop respetando siempre sus raíces y su mensaje político.

Fela Kuti creó el afrobeat –ritmos tradicionales de Nigeria (yoruba) a la batería mezclados con el groove suave y delicado del highlife de Ghana y con el soul, el funk y el R&B estadounidenses– y lo popularizó en las décadas de los 70 y 80 con ritmos de baile pertinaces y atrevidos, y letras cargadas de declaraciones políticas que decían verdades como puños.

Un cuarto de siglo después de la desaparición del legendario músico y activista de los derechos humanos, su mensaje y su lucha contra el colonialismo y la corrupción en África se mantiene vigente en todo el mundo a través de su hijo: "La música me sirve para luchar por unas condiciones de vida mejores en mi continente. No podemos esperar a que venga un líder, cada persona ha de luchar por una África mejor."