José María Bandera y Diego Amador proponen bajarse de la inercia en la que vivimos inmersos. "Creemos que el flamenco necesita una pausa, respirar su esencia y compartirla de forma honesta". Eso los mueve a trabajar juntos en una misma dirección: la conservación y reposición de la obra de Paco de Lucía.

Los temas que integran el repertorio de Paqueando son tratados desde la desnudez instrumental y respetando la composición y la forma de trabajo que tan bien conoce Bandera como discípulo directo –por su experiencia personal y en giras– de su tío, el genio de Algeciras. Como novedad sonora, el piano y la presencia del cante, al que siempre ha dado tanta importancia el autor.

Cabe destacar que, aunque ambos son músicos de la vieja escuela –provienen de familias con gran tradición artística– han madurado entre la tradición y la vanguardia y son pro evolución dentro del género.

José María Bandera (Algeciras, 1960), guitarrista y compositor de familia de artistas flamencos, también es discípulo de Paco de Lucía como miembro de su septeto. Más adelante se incorpora al Ballet Nacional de España, en el que permanece trece años en los que interpreta obras clásicas y originales, y en los que comparte escenario con, entre otros, Lola Greco, Merche Esmeralda, Antonio Canales, José Antonio, Joaquín Cortes, Javier Latorre y Eva ‘Yerbabuena’. Compagina su carrera como músico con clases magistrales de flamenco.

Diego Amador (Sevilla, 1973), músico multiinstrumentista, es conocido como ‘el Ray Charles gitano’ por ese espíritu libre y vigoroso con el que interpreta el piano. Como cantaor destaca por su amplia progresión de palos y claves flamencas. Esa combinación de intérprete y músico excepcional, y el haber vivido en su propia casa raigambre e innovación, han sido su pasaporte para colaborar con figuras de la talla de Tomatito, Camarón de la Isla, Diego ‘El Cigala’ y Remedios Amaya, entre otros. Actualmente compatibiliza con sus giras y producciones con una mentoría para músicos llamada Suena flamenco.