09 de marzo de 2012
09.03.2012
40 Años

Griñán debe vencer el lastre de 30 años de gobiernos socialistas

Andalucía es la única comunidad, al margen del País Vasco, que sigue en manos socialistas

09.03.2012 | 02:30

El sábado que José Antonio Griñán fue proclamado candidato, la número dos del PSOE andaluz, Susana Díaz, le dijo: «Pepe, te ha tocado». Al presidente de la Junta, que a sus 66 años se estrena como aspirante a la presidencia de la Junta, efectivamente le ha tocado librar la batalla más dura que hasta ahora ha tenido que pelear su partido en Andalucía. Estas elecciones suponen la batalla perfecta. Se alinean todos las condiciones para que sean unos comicios en los que el PSOE se juega mucho. Y tiene que saltar muchos obstáculos: crisis, paro, escándalos de corrupción, cansancio y desafecto de su electorado, debilidad política...

Andalucía es la única comunidad, al margen del País Vasco, que sigue en manos socialistas. Perderla sería un golpe moral muy duro para un partido que lleva encajadas ya dos severas derrotas. Además el mapa del poder político del país nunca antes habría lucido tan azul. El PP sería omnipotente. Si pierde Andalucía, al PSOE solo le quedaría mirar al país galo, a Francia, para volver a tener esperanzas. La socialdemocracia europea está en la UVI y el sur de España es su única tabla de salvación, según reflexiona en los mítines Alfredo Pérez Rubalcaba.

Eso debe ser mucha presión. Tanta como la que debe tener Griñán, el candidato mejor valorado según el CIS, si piensa que puede ser el socialista que pase a la historia en Andalucía por haber perdido San Telmo después de tres décadas encadenadas de poder en la comunidad.

Anoche, en su primer discurso tras la apertura de la campaña electoral, el presidente llamó a los andaluces para parar la «involución» política y social de los líderes del PP, Mariano Rajoy y Javier Arenas, y a preservar la «isla de libertad social que es Andalucía».

Los socialistas eligieron las pasarelas del centro cultural y comercial Metropol Parasol, las setas de la plaza de la Encarnación sevillana, para abrir una campaña electoral que concluirán también en Sevilla el 23 de marzo con la presencia de Rubalcaba.

Griñán advirtió a los electores de que «están en juego 30 años de avances, de conquistas sociales, de cambio permanente e igualdad de oportunidades», por lo que instó a «detener la marea azul en la escollera del orgullo de Andalucía».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Oscars | Premios Goya
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
La Opinión de Málaga