14 de marzo de 2012
14.03.2012
Jornada electoral

Arenas huye de supersticiones y se embarca en martes y 13

Los periodistas que acompañan al candidato no tuvieron tanta suerte y sufrieron un pequeño accidente de tráfico

14.03.2012 | 01:40
Arenas, ayer, embarcado en el Quintino, en Barbate.

El presidente del PP-A y candidato a la Junta, Javier Arenas, se mostró ayer dispuesto a sortear los malos augurios que dicen que «en 13 y martes ni te cases ni te embarques», por lo que durante su visita a Barbate se subió a bordo de la embarcación Quintino.

El líder popular, que celebró un acto político en el polideportivo de esta localidad gaditana, se desplazó previamente al puerto pesquero, acompañado por otros dirigentes políticos de su partido, entre los que se encontraban el secretario general del PP-A y número uno por Cádiz, Antonio Sanz, o el presidente del PP de Cádiz y de la Diputación, José Loaiza, entre otros.

Durante los aproximadamente 15 minutos en los que estuvo a bordo del barco, el dirigente visitó tanto el exterior como el interior de la embarcación, mientras escuchaba atentamente las explicaciones del patrón, que le expuso la situación que atraviesan los pescadores de esta localidad tras la no renovación del acuerdo pesquero con Marruecos.

Tras bajar del barco y en el camino hacia el coche que le llevaría al polideportivo de Barbate, Arenas puso a prueba su suerte, presenciando varias escenas que suponen la dos caras de una moneda. Por un lado, un ciudadano recriminaba a gritos que los políticos solo vinieran para «pedir votos» y no para solucionar los problemas del municipio, llegando a decir que son todos «unos chorizos». Arenas, que no quiso responderle, emprendió el camino hacia su vehículo, encontrándose por el camino con un grupo de pescadores que muy efusivamente se acercaron a él diciendo a voces «el cambio, el cambio, a ver si por fin traes el cambio». Además, uno de ellos aseguraba que «el partido de la flor, –en referencia al PSOE–, nada más que hace robar. Al carajo».

Al llegar al acto, Arenas comenzó su intervención diciendo que había ido a Barbate «a sortear al destino» y que por ello se había subido a bordo de un barco en martes y 13.

Sin embargo, a los periodistas que le siguen en la caravana electoral no les acompañó ayer la suerte, aún sin subirse en barco. Las dos furgonetas en las que se trasladaban desde Antequera hasta Barbate colisionaron entre ellas durante una incorporación a la autovía. Afortunadamente, no hubo daños personales que lamentar y solo una puerta trasera resultó un poco perjudicada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Oscars | Premios Goya
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
La Opinión de Málaga