11 de julio de 2008
11.07.2008

Cartas al director

11.07.2008 | 02:00

España y su futuro



Muy inconsciente o pasota habría de ser la persona que siguiendo día a día la realidad que se vive en España al día de hoy, se inclinase a pensar en un futuro halagüeño y esperanzador para todos.
Sin pecar de pesimismo, el hecho es que poco a poco se nos va imponiendo un panorama más bien negro y amenazador, que nada bueno presagia en casi ningún aspecto de la vida española. Ni en lo político, ni en lo social, ni en lo económico, ni en lo familiar, ni en lo territorial, ni en lo religioso, ni en lo moral y ni siquiera en el ámbito de las libertades cabe inclinarse al optimismo.
Personas autorizadas en estos diversos ámbitos ya han dado la voz de alarma. Pese a la propaganda y señuelos del poder, se van haciendo notar día a día en la vida de las personas, de las familias y de las clases más desfavorecidas. No son teorías ni palabras alarmantes, el tener que apretarse el cinturón, la carestía de la vida, la subida de la cesta de la compra, los impagos de hipotecas, el no salir de vacaciones, etc?
Caminamos imparables hacia una dictadura de izquierdas, a una España troceada e insolidaria, a un estado totalitario, a un gobierno sin alternancia, a una sociedad aborregada y laicista, a una religión sin dios, a una familia sin hijos e inestable, a una educación sin valores, a una moral sin principios y relativista, a una cultura de la muerte, y a un futuro sin trascendencia.
Pobres padres que tengan hijos; pobres abuelos que tengan nietos y pobres españoles a quienes robaron sus almas.
Nada mejor desearía que alguien demostrase mi error o mi infundado pesimismo.

Miguel Rivilla San Martín
Málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine